Home » Antiaging, Cremas » Activos oceánicos, la clave antiage de las cremas

Activos oceánicos, la clave antiage de las cremas

Minerales y vegetales son los componentes favoritos de todo producto cosmético desde siempre. Pero hoy esto ha cambiado bastante gracias a las investigaciones de laboratorios muy importantes de esta industria, que constantemente indagan sobre nuevos activos que ayuden a reparar y cuidar la piel. El objetivo máximo siempre es detener lo máximo posible el paso del tiempo sobre la piel y para ello la biodiversidad del océano ha sido su gran fuente.

 cremas oceanicas

Activos oceánicos, la clave antiage de las cremas

Perlas, caviar, algas y otros microorganismos que se desarrollan en las profundidades del agua son los ingredientes más investigados por la industria cosmética ya que se ha comprobado su eficacia en tratamientos para la dermis. La Biotecnología Marina es el estudio que se enfoca en estas nuevas fuentes de juventud y belleza. A partir de la extracción de microorganismos de la naturaleza es muy pequeñas cantidades pueden ser usadas para generar el ingrediente clave de las cremas más modernas y efectivas. Todas las investigaciones revelan que si estos microorgaismos soportan condiciones extremas y se adaptan constantemente para sobrevivir, entonces es que son muy resistentes. Fabrican sustancias con propiedades inusuales que la cosmética utiliza para tratamientos antiage.

 activos marinos

Se les llama sustancias azules, a estos elementos que vienen del mundo marino, del agua, las costas, los minerales, plantas y todos ser viviente que allí habita. Por ejemplo hay bacterias que se encuentran en los glaciares y que tienen la capacidad de bloquear los radicales libres, otros organismos que se encuentran en los corales, por ejemplo generan barreras frente a los rayos UV.

 conchas de mar

Ingredientes antiedad de origen oceánico:

  • Pseudoalteromona Ferment Extract: está contenido en el activo Trylagen®. Es un fermento obtenido a partir de una cepa de bacterias de la Antártida, que se utiliza en cremas y sueros rejuvenecedores, humectantes y reafirmantes. Es fundamental para la piel ya que estimulación y reparación de la piel.
  • Hyadisine™: se extrae de la Bahía de Douarnenez en Bretaña, donde hay condiciones extremas. Este componente proviene de bacterias que fabrican un alimento que hace que los mejillones puedan subsistir gracias a él, en condiciones de deshidratación. Este componente entonces se utiliza en cremas por su capacidad de retención de agua, mucho mas que el ácido hialurónico. Además protege del frío.
  • Eyedeline™: es un activo obtenido a partir del microorganismo marino E crustaceum aislado, que se encuentra en Playa Paraíso, al suroeste de Tenerife. Actúa sobre el envejecimiento induciendo la síntesis de colágeno y elastina, y sobre los principales signos de fatiga, mejorando especialmente la zona que rodea los ojos.
  • Nocturshape™: lo produce un microrganismo planctónico recogido de la Laguna de Fuente de Piedra, en Málaga. Alisa la piel, y ayuda con el relieve de la celulitis y la firmeza. Es uno de los pocos que se adapta para varias zonas diferentes de la dermis.
  • Actigym™: este activo viene de la isla subtropical Bermudas y sus microorganismos. Su principal función es activar la liberación de una proteína que genera energía en el músculo y lo tonifica. Mejora la actividad mitocondrial, reduce el pliegue cutáneo y el perímetro abdominal, disminuye el contorno de muslos y de brazos.
  • Ectoína: es utilizada como ingrediente activo en productos de protección solar y contra el foto envejecimiento por su alto poder antioxidante. Protege la piel de la resequedad y el estrés de los rayos UV.
  • Algas: hay unas 25 mil especies , cada una con sus beneficios específicos. Pero todas tienen la capacidad de absorber y concentrar vitaminas, sales minerales, oligoelementos y proteínas. Incorporadas a los cosméticos, humectan, purifican, combaten la acción de los radicales libres y el estrés del organismo.
  • Perlas: son calcio puro y por ello las favoritas para tratar manchas, arrugas y flaccidez. Además protegen la piel de agresiones externas.
  • Crista oceánica: es una planta que habita en las costas rocosas y florece en tierra salina. Soporta todo y resiste sequías gracias a mecanismos de defensa que le brindan oligoelementos, sales minerales, yodo y vitaminas.

 crema de mar

La piel se beneficia de estos avances de la ciencia, cada año hay nuevos descubrimientos y más expectativas para contraatacar los problemas más comunes que tiene la dermis.

Fuente: Revista Susana




Ver mas notas sobre Antiaging, Cremas

Otras notas que pueden interesarte:

Isolagen: rejuvenecimiento facial para arrugas y líneas de expresión
Ingredientes antiedad: vitaminas, ácidos nucleicos, picnogenol y coenzima Q10
Nuevo Revlonissimo: coloración y rejuvenecimiento con arginina

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Activos oceánicos, la clave antiage de las cremas

No utilices este medio para hacer spam, gracias!