Home » Antiaging, Belleza, Psicología » Cuando el envejecimiento se convierte en un problema: la batalla contra el paso del tiempo

Cuando el envejecimiento se convierte en un problema: la batalla contra el paso del tiempo

En una cultura donde la juventud y la belleza están sobrevalorados, parece fácil sentirse mal cuando vemos que vamos envejeciendo.

Achaques que antes no teníamos, las leves arrugas alrededor de los ojos, la imposibilidad de volver de bailar a las 5 de la mañana y levantarse a las 7 para trabajar o el simple hecho de preferir ver una película antes que salir un sábado a la noche, son todos indicios de que vamos poniéndonos más grandes.

Cuando el envejecimiento se convierte en un problema: la batalla contra el paso del tiempo

No obstante, el envejecimiento no debería ser un problema siempre y cuando vayamos disfrutando y usando a pleno nuestra  madurez. Por empezar, lo cierto es que si hemos tenido bueno hábitos alimenticios y costumbres sanas como hacer ejercicio y beber mucha agua, los malos efectos del envejecimiento se vean retrasados. Sin importar nuestra edad, todos debemos comer abundantes frutas y verduras, hacer ejercicio con moderación y disfrutar de nuestras familias y amigos que sin duda al llegar a cierta edad tendremos muchos.

Sin embargo, no podemos dejar de reconocer que muchas veces nos resulta especialmente difícil a las mujeres aceptar que ya no somos como los iconos de belleza que presenta la industria de la estética. Es por eso que muchas recurren a las cirugía estéticas, lifting y toda opción quirúrgica y no quirúrgica que las pueda hacer sentir un poco más jóvenes, un poco más de tiempo.

Asumir la edad puede constituir todo un reto, es innegable pero es importante que nos concentremos en los buenos efectos de la vejez: disfrutar de nuestros hijos, de nuestros nietos, de nuestros logros a nivel económico, de la posibilidad de viajar, disfrutar y conocer personas de todas partes. Todos estos son aspectos que nos enriquecen y nos hacen sentir más plenos sin importar la edad que tengamos.

Otro aspecto que no deja de ser cierto es que por más cirugías y operaciones que podamos tener, la verdadera edad se revela. Se ve en el cuello, las manos, el porte. No así, si tenemos la sana costumbre de comer sano, hacer ejercicios y evitar hábitos nocivos como el alcohol, el cigarrillo, el café. Si llevamos una vida sana, los signos del envejecimiento se retrasan completamente, ya que la forma de ser jóvenes es sentirnos jóvenes y nada mejor para sentirse joven que llevar una vida sana.

Así que ten en cuenta estos aspectos. No negamos que puede ser difícil batallar contra el paso del tiempo, pero si nos concentramos en rejuvenecer por dentro más bien que por fuera, no solo nos sentiremos bien con nosotras mismas sino que haremos sentir bien a los que nos rodean.




Ver mas notas sobre Antiaging, Belleza, Psicología

Otras notas que pueden interesarte:

Cremas de noche recomendadas
Cavislim, cavitación para la adiposidad localizada
Los beneficios del consumo de pescado para la salud de la mujer

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cuando el envejecimiento se convierte en un problema: la batalla contra el paso del tiempo

No utilices este medio para hacer spam, gracias!