Home » Antiaging, Cirugía Estética » Lifting de cuello para quitar arrugas y flaccidez

Lifting de cuello para quitar arrugas y flaccidez

El lifting del cuello lo que busca es recuperar la firmeza y tonicidad del rostro perdidas por el paso del tiempo y los efectos de la gravedad. Esta intervención actúa sobre la piel y la musculatura de la zona mediante incisiones cada vez más chicas y menos invasivas.

El lifting de cuello se llama también platismoplástia, el procedimiento suspende los bordes sueltos del músculo platisma para fijarlo a los tejidos más resistentes mejorando notablemente el contorno del cuello y de la mandíbula.

Lifting de cuello para quitar arrugas y flaccidez

Esta intervención implica una triple cirugía compuesta por: liposucción de papada, lifting de cuello y platismoplástia. Frecuentemente se realiza junto con un lifting facial cuando hace falta retocar también el contorno de la cara para retirar el exceso de tejido que cuelga por la mala elasticidad de la piel.

Las incisiones que se emplean en la actualidad para el lifting de cuello generalmente se hacen en el lóbulo o detrás de la oreja, solo se debe de realizar un corte bajo el mentón en los casos de personas que necesitan quitar arrugas pronunciadas en esta zona.

La recuperación del  lifting de cuello es bastante tolerable y solo dura unos cuantos días, las molestias se controlan sin problemas con analgésicos corrientes. La inflamación normal y los hematomas producto de la intervención desaparecen pasadas unas 2 y 4 semanas, mientras que las incisiones se minimizan por completo pasado un año.

Es necesario que durante el primer mes después de la cirugía se use una faja compresiva para el cuello y barbilla con el fin de poder modelar el nuevo contorno durante el periodo de cicatrización.

Complicaciones del lifting de cuello

Complicaciones inmediatas

En toda intervención existen complicaciones posibles que si bien muchas no son de gravedad, no deben de pasarse por alto.

Infección: cuando acontece la zona de las incisiones se ve enrojecida y con la temperatura elevada. Este problema se controla con antibióticos y en casos más severos es necesario drenar.

Sangrado: cuando se produce un sangrado después del lifting de cuello se forma un hematoma, cuando este es demasiado grande hay que retirarlo porque puede generar complicaciones en la cicatrización.

Retraso en la cicatrización: además de las complicaciones anteriores también puede producirse por una mala circulación sanguínea. Este problema es frecuente en pacientes fumadores, por lo cual se recomienda no fumar al menos dos semanas antes de la intervención.

Complicaciones tardías

Cicatrices anchas y poco estéticas: son frecuentes en personas de piel oscura como en quienes tienen cicatrización queloide. Se mejoran con retoques estéticos.

Oscurecimiento o enrojecimiento de la piel: estas variaciones de color pueden sucederse por una cicatrización anormal como por exposición al sol antes de tiempo.

Perdida de sensibilidad: si se tiene tendencia a este problema es probable que se pierda sensibilidad en la zona donde se realizó la incisión.




Ver mas notas sobre Antiaging, Cirugía Estética

Otras notas que pueden interesarte:

Todo sobre cremas antiarrugas: cómo y cuales utilizar según nuestro biotipo de piel
Perfiloflash, rejuvenecimiento facial
Tratamientos para rejuvenecer la piel con veneno de abejas

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Lifting de cuello para quitar arrugas y flaccidez

No utilices este medio para hacer spam, gracias!