Home » Antiaging, Piel, Tratamientos de Belleza » Radiofrecuencia Freeze, una alternativa más para el modelado corporal

Radiofrecuencia Freeze, una alternativa más para el modelado corporal

De los muchos usos de la radiofrecuencia, aprenderemos las características y propiedades de la radiofrecuencia Freeze, sumamente efectiva en mejorar y definir la silueta, combatiendo flaccidez y celulitis.

Pero lo más efectivo de la radiofrecuencia Freeze es la reducción de la adiposidad localizada, eliminando volumen de zonas como abdomen, glúteos, rodillas, cara interna de los muslos, cadera, brazos y las odiadas cartucheras.

Radiofrecuencia Freeze, una alternativa más para el modelado corporal

Esta técnica tiene la particularidad de combinar radiofrecuencia y un campo magnético, que conforman una densidad de energía que penetra en la dermis e hipodermis. Mediante electrodos se emiten en forma simultánea radiofrecuencia y pulsos magnéticos en varias fases, que producen una temperaturas más altas de lo normal en la zona tratada de manera homogénea. De esta manera, se quiebran por la alta temperatura las partículas de hidrógeno, causando un inmediato despliegue y encogimiento de las fibras de colágeno, que se vuelven más cortas y densas.

Tras varias semanas de uso, la radiofrecuencia Freeze logra estimular a los fibroblastos dérmicos para que incremente la síntesis de nueva fibras de colágeno, además de fibras elásticas, que aportan tersura y mejoran la flaccidez, dando a la zona tratada una mayor firmeza.

Otros beneficios que se consiguen con radiofrecuencia Freeze es que se logra reducir el tamaño de las células grasas mediante el incremento de la ruptura de triglicéridos, se conoce como lipólisis, y se produce a nivel del tejido graso subcutáneo. Es así como se logra reducir centímetros y eliminar la adiposidad localizada, esa que ninguna dieta logra atacar.

El campo de pulsos magnéticos aumenta de forma considerable la producción de fibras de colágeno por los fibroblastos dérmicos sin uso del calor, y al mismo tiempo propicia la generación de nuevos vasos sanguíneos capilares, es decir la angiogénesis.

Cabe señalar que es necesario contar con al menos ocho sesiones para ver resultados. En las primeras semanas de tratamiento con radiofrecuencia Freeze se comienzan a ver resultados: reducción de volumen, mejora del aspecto de la piel de naranja y de las marcas de celulitis, y más tonicidad en los tejidos. A lo largo de los cuatro meses siguientes, los resultados continúan consolidándose y acentuándose.

Los efectos de la radiofrecuencia Freeze son similares a los de una liposucción. Eso significa que si se mantiene una alimentación sana, buenos hábitos de vida y una rutina regular de ejercicios, los resultados alcanzados pueden mantenerse en el tiempo. Sin embargo, se recomienda una sesión mensual de mantenimiento para mantener a largo plazo la buena figura obtenida.

Es importante beber agua en buena cantidad antes e inmediatamente después de la sesión, para estimular el drenaje de toxinas y adiposidad. Salvo un poco de enrojecimiento tras la sesión, que desaparece al cabo de unas horas, no se presentan efectos secundarios.

Sin embargo, hay algunas contraindicaciones, condiciones que hacen que este tratamiento no sea recomendable. Entre ellas, se enumeran: queratosis actínica, embarazadas o en período de lactancia, pacientes con heridas abiertas, cáncer o melanoma, rosácea activa.




Ver mas notas sobre Antiaging, Piel, Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Plan de actividad física para llegar como quieres al verano
Tamaño de implantes mamarios
Tratamiento para acné en la cara

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Radiofrecuencia Freeze, una alternativa más para el modelado corporal

No utilices este medio para hacer spam, gracias!