Home » Belleza, Salud Integral » ¿Adelgazar durmiendo?

¿Adelgazar durmiendo?

Suena utópico pero la respuesta es sí; aunque claro, todo está en la calidad de esas horas de sueño. La explicación se relaciona a la actividad de las hormonas y el metabolismo.

Si dormimos mal, las glándulas suprarrenales liberan una hormona llamada cortisol –conocida también como la hormona del estrés- que interviene en el proceso metabólico aletargando la asimilación de carbohidratos. En esta nota les contamos cómo remediar el mal sueño para comenzar el día espléndidas… y delgadas.

¿Adelgazar durmiendo?

El problema de los carbohidratos

Como decíamos más arriba, el cortisol interfiere en el metabolismo generando la acumulación de grasas, acumulación que a la larga puede acarrear problemas más complejos que los kilos de más, como la diabetes. A su vez, el déficit metabólico hace que el cuerpo necesite más carbohidratos para obtener energía, por lo que nos veremos con la urgencia de ingerir más dulces y harinas durante el día con el problema de que a la noche éstos quedarán, otra vez, sin metabolizar.

Cómo alcanzar las virtudes del buen sueño

Entonces es cierto, podemos adelgazar durmiendo. Ahora el asunto es ¿cómo hacer para que las noches sean rendidoras y obtener un descanso profundo y efectivo?

  • Una característica de quienes duermen mal de noche es que de día no se resisten a una breve siesta. Si es tu caso, pues no, resístete e intenta regularizar tu rutina, ya que es únicamente de noche cuando se adelgaza durmiendo.
  • Debemos repensar todos nuestros hábitos, por ejemplo la cena. La cena debe ser liviana pero no tenemos que acostarnos con hambre para no afectar el descanso profundo.
  • Tampoco hay que hacer ejercicios inmediatamente antes de ir a la cama: lo ideal es dejar pasar tres horas.
  • A su vez, podemos incorporar nuevas rutinas que estimulen la relajación del cuerpo, como ser un buen baño. Leer antes de dormir ayuda a despejar la mente y a conciliar el sueño.
  • Muy importante es disminuir el consumo de cafeína, yerba mate, o bebidas demasiado energizantes. Debemos ayudar al metabolismo para que comience a usar el exceso de carbohidratos acumulado.
  • Otro aspecto básico es la comodidad del dormitorio. A la idea de procurarnos silencio, oscuridad y buena ventilación, podemos sumar los consejos del Feng shui, como ser las tonalidades suaves en cortinas, alfombras y mantas.

Los datos estadísticos revelan que con siete horas de buen descanso nocturno no sólo se puede adelgazar durmiendo, sino que además se regula el apetito, se reduce el estrés y se normalizan todas las funciones vitales.




Ver mas notas sobre Belleza, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Consejos para elegir una clínica de estética
Parches adelgazantes, precauciones
Síndrome premenstrual: dieta para aliviar molestias y recuperar nutrientes

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en ¿Adelgazar durmiendo?

No utilices este medio para hacer spam, gracias!