Home » Belleza, Cosméticos, Maquillaje » Cómo maquillar la piel pálida y piel muy bronceada: trucos y paleta de colores

Cómo maquillar la piel pálida y piel muy bronceada: trucos y paleta de colores

El maquillaje es una de las mejores armas con las que contamos para lucir siempre espléndidas y bellas. Nos ayuda a destacar las virtudes como así también a disimular nuestros defectos, aquellas pequeñas o grandes imperfecciones que tanto odiamos.

En este caso te enseñaré como corregir dos características que en general nos molestan a todas, la piel bronceada en exceso y la piel extremadamente pálida.

Cómo maquillar la piel pálida y piel muy bronceada: trucos y paleta de colores

Piel bronceada en exceso

Si te has excedido con el sol y te encuentras muy tostada, a pesar de haber usado protección solar como es necesario para prevenir el envejecimiento cutáneo, puedes disimular este color demasiado intenso con sencillos trucos de maquillaje.

Es importante elegir una base de maquillaje del mismo tono en que se encuentra tu piel pero que ilumine porque al tener esta característica te dará luz y claridad a la piel.

Para maquillar los ojos opta por sombras de tonos perlados y claros, éstos contrastan muy bien con la piel morena. Por último para el blush usa un tono rosado perlado en polvo o cremoso, y en los labios simplemente aplica un poco de gloss para que parezcan más voluminosos y con luminosidad.

Piel muy pálida

Sobre todo en época invernal las mujeres blancas o con la piel fina se tornan tan pálidas que se les ven las venitas e imperfecciones de la cara, pero no es problema porque con el maquillaje es posible disimular este detalle sin mayores inconvenientes.

Corrige las imperfecciones con el corrector adecuado y seguidamente pasa a la base de maquillaje la que debe de ser del mismo tono de la piel; no importa que sea muy blanca porque si quieres dar color con otra tonalidad de maquillaje solo conseguirás un resultado poco natural y desfavorecedor. Agregaremos color mediante el labial, la sombra y rubor.

La base tiene que ser de cobertura media y después de aplicada esparce por encima un polvo bronceador que a la vez ilumine con un tono bien ligero tan solo para dar un touch de color.

Para las sombras opta por tonos tierra y sus variantes como los bronce y dorados, pero también puedes elegir  los grises aunque con mucho cuidado porque si son oscuros no te serán favorables, acentuarán aún más la piel blanca.

Para el rubor los mejores tonos que combinan con este tipo de piel son los que se encuentran en la gama de los dorados, tierra y melocotones. Para los labios el tono puede ser semejante a la sombra elegida, pero bien clarito para que no contraste demasiado con la tez clara.




Ver mas notas sobre Belleza, Cosméticos, Maquillaje

Otras notas que pueden interesarte:

El esmalte de uñas: cómo mantenerlo y usarlo para obtener la mejor manicura casera
Cómo encontrar el labial rojo perfecto para tu piel
Brochas y pinceles para maquillar II: como se utilizan

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cómo maquillar la piel pálida y piel muy bronceada: trucos y paleta de colores

No utilices este medio para hacer spam, gracias!