Home » Belleza, Maquillaje » Cómo usar iluminador en tu maquillaje

Cómo usar iluminador en tu maquillaje

Los iluminadores son un recurso estético sencillamente grandioso. Con ellos podemos dar un acabado perfecto a nuestro maquillaje y lucir radiantes a toda hora y en toda circunstancia.

Eso sí, aplicarlos requiere de cierto arte, de cierta técnica, que podemos decir es la misma técnica que un pintor emplea para iluminar un cuadro. En una palabra, al agregar luz tenemos que saber, como primer medida, qué dejar en las sombras. Tranquilas, no es difícil, y en esta nota les contamos los principales tips.

Cómo usar iluminador en tu maquillaje

Aspectos básicos acerca del iluminador

Los iluminadores en el maquillaje no son nuevos: se trata de un recurso que todo viejo maquillador especializado en fotografía conoce. Hoy, la tecnología permite a nuestras marcas de cosméticos preferidas sacar al mercado toda una gama de iluminadores que varían en los tonos y las texturas.

Es conveniente aclarar que el iluminador no es un corrector. Esta aclaración parece tonta, pero es vital, ya que una vez que tengamos resuelta la diferencia es más que seguro que procederemos con éxito. El corrector, como su palabra lo indica, corrige –ojeras, granitos, manchitas- y se aplica sí o sí antes de la base.

Por su parte, el momento de colocación del iluminador varía de acuerdo a la textura. Si es cremoso, como una pasta, se lo utiliza antes de la base. En cambio, si es de uso puntual, se lo aplica como último paso del maquillaje.

Tips para aplicar el iluminador en el rostro

No colocar jamás sobre los defectos: ya que la función del iluminador es resaltar, destacar, ampliar, y nunca ocultar, los rasgos.
Frente: colocar difuminando con el pincel hacia los lados. La intensidad variará de acuerdo a las característica de cada rostro. Si la frente es angosta, la luz en el centro le dará mayor presencia.
Lagrimal: el iluminador cumple un papel muy interesante aquí, sobretodo para quienes tengan ojos muy juntos. En todo caso, da una sensación de frescura muy intensa.
Pómulos: se aplica en el borde superior de las mejillas, y siempre recordando de difuminar hacia los lados. El efecto es de tonicidad y elasticidad de la piel.
Nariz: con el iluminador podemos modelar nuestra nariz y afinarla mediante la sutil aplicación en el tabique.
Cejas: apenas un detalle debajo del arco de las cejas es suficiente para realzar muchísimo la mirada y conseguir ese aire desenfadado y jovial que da el iluminador.
Mentón: verán qué bien que queda un poco de luz debajo del labio inferior para dibujar el mentón. Especialmente si éste tiene poco relieve.

Por último, hay quienes se aplican iluminador –muy sutilmente- en los labios, quienes lo utilizan como delineador, o como “sombra” para el día. Por supuesto, todo vale a la hora de estar bellas.




Ver mas notas sobre Belleza, Maquillaje

Otras notas que pueden interesarte:

¿Porque salen las canas?
Nuevo labial de Maybelline, “The Shine”
Alisado termal japonés sin químicos para un pelo sano

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cómo usar iluminador en tu maquillaje

No utilices este medio para hacer spam, gracias!