Home » Belleza, Cabello » Consejos básicos para el cuidado del pelo graso

Consejos básicos para el cuidado del pelo graso

El cabello graso es aquel que produce sebo en exceso. Esos lípidos naturales son necesarios para mantener el pelo saludable y humectado, pero cuando se produce demasiado, otorgan un aspecto apelmazado y que parece sucio.

No obstante, con los cuidados necesarios este tipo de melenas pueden lucir hermosa, limpia, fresca y con la hidratación justa y necesaria, si tenemos en cuenta los consejos básicos para el cuidado del pelo graso.

Consejos básicos para el cuidado del pelo graso

El primer tip entonces es que hay que lavar el cabello graso con más frecuencia, al menos una vez al día. Circula un mito que indica que se podría producir un “efecto rebote”, por el cual el cuero cabelludo produce más sebo si más se lo limpia, pero es falso.

En este sentido, hay que pensar que el cuero cabelludo no es más que piel, que tiene más glándulas sebáceas y folículos pilosos. El pelo crea un microclima húmedo, que en la tipología de los grasos promueve la aparición de patologías incómodas y antiestéticas como la caspa y la seborrea. Si dejamos que la grasitud se acumule, lo único que se logra es ahogar el folículo.

Lo que sí es cierto es que si el champú es demasiado agresivo, entonces sí produciremos una irritación en la piel del cuero cabelludo, que a la larga derivará en más producción de grasa. Por eso, si más frecuentes son los lavados, más suave debe ser el champú. Busca uno neutro, suave, verás que podrás lavarte la cabeza cuantas veces necesites sin que se resienta la cabellera. Cuando se usan productos antigrasa a diario, el manto hidrolipídico de la piel no tiene tiempo para recuperarse. Si en cambio prefieres espaciar más los lavados – por ejemplo, día por medio – entonces sí puedes optar por una fórmula antigrasa. La idea es ir probando hasta encontrar el ritmo de lavados y champú que mejor te vayan.

Sin embargo, cabe señalar que utilizar siempre el mismo champú produce un efecto de acostumbramiento, que a la larga se nota con una mayor grasitud, pues el champú ya no es tan efectivo como al principio. En estos casos, la opción es buscar dos marcas e intercalarlas cada cierto tiempo, incluso algunos champús neutros están formulados para utilizarlos específicamente cada tanto y así cortar con el efecto acostumbramiento.

La permanente normalmente deshidrata el pelo ya que es un proceso químico, aunque en el caso de los cabellos grasos puede mejorarlos sustancialmente, sobretodo cuando se realiza sólo en las raíces, porque al levantar el pelo de la raíz, éste tarda más tiempo en ensuciarse.
Lo mismo ocurre con la tintura, que vuelve el pelo más poroso y por tanto tolera mejor el exceso de grasa. No obstante, este tipo de pelo no está exento de deterioro en puntas, que se dañan y se abren, así que hay que moderar los procesos agresivos.

Los productos de fijación como geles, sprays y lacas ensucian el pelo y lo tornan más graso, así que hay que utilizarlos lo mínimo indispensable.

Cuando te seques el pelo, tira la cabeza hacia abajo, para levantar la raíz y separarla del cuero cabelludo, para que no se engrase tan fácil.
Por último, evita tocarte demasiado el pelo, igualmente trata de realizarte un corte y peinados en los cuales se mantenga alejado del rostro, porque el roce con la piel lo ensucia. Otra opción es mantenerlo recogido para que se ensucie menos.




Ver mas notas sobre Belleza, Cabello

Otras notas que pueden interesarte:

Como lograr los labios mas sexyes
Tendencias en peinados para las fiestas
Trucos de maquillaje para ojos muy juntos

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Consejos básicos para el cuidado del pelo graso

No utilices este medio para hacer spam, gracias!