Home » Belleza » Cuidar la piel con bolsitas de té usadas

Cuidar la piel con bolsitas de té usadas

Si te gusta beber té no tires las bolsitas usadas, ya que puedes darles una gran utilidad para cuidar la piel.

En este post te enseño algunos de los sorprendentes usos de bolsas de té para la piel.

Cuidar la piel con bolsitas de té usadas

Para calmar la piel irritada

Las bolsitas de té usadas son especialmente útiles para el tratamiento de heridas en la piel, simplemente tienes que colocarlas sobre la zona afectada y sentirás alivio de inmediato.

Para calmar picaduras de insectos

Coloca las bolsitas de té usadas en el congelador por unos minutos, después aplica sobre los sectores de piel afectados. Sentirás como calma la comezón al instante.

Reducir el olor corporal

Hay personas que lidian con un fuerte olor a transpiración  que ningún desodorante parece combatir, pues las bolsitas de té usadas pueden ser de gran utilidad.

La forma de emplearlas es sencilla, se pueden colocar en la bañera con agua caliente para baños de inmersión, como también embeberlas en agua tibia y pasarlas sobre las axilas. Ambas formas reducen el olor corporal.

Combatir el olor a pies

Simplemente basta con realizar baños de pies con agua tibia y unas cuantas bolsitas de té, durante 15-20 minutos todos los días. Los antioxidantes ayudan a quitar el mal olor en los pies y eliminar los hongos.

Para desinflamar los ojos hinchados

Este es quizás el beneficio más conocido de los saquitos de té usados, y quienes no saben cómo funciona solo deben colocarlas previamente en el refrigerador y después sobre las bolsas de los ojos hasta que baje la inflamación.

Para limpiar la piel

Hay que colocar algunas bolsas de té en agua hirviendo durante unos minutos. Una vez que el líquido se ha enfriado, exprimir bien las bolsitas y usar la infusión resultante para limpiar el cutis cada mañana.

Para combatir las ojeras

Coloca las bolsitas de té en agua caliente hasta que se haga la infusión. Una vez que el líquido se haya enfriado sumerge algunos discos de algodón hasta que estén bien embebidos en el té, y posteriormente exprime el exceso de líquido.

Guarda los algodones en el congelador durante toda la noche para que se endurezcan, y a la mañana siguiente colócalos sobre las ojeras hasta que se derritan por el contacto con la piel. Verás como tus ojos lucen mucho mejor y revitalizados.




Ver mas notas sobre Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Cortes de cabello, tendencia para el 2011
Moda ecléctica y abrigos para el invierno europeo 2013
Codos suaves: cómo cuidar, aclarar e hidratar esta zona de la piel

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cuidar la piel con bolsitas de té usadas

No utilices este medio para hacer spam, gracias!