Home » Belleza » Errores de maquillaje más comunes: evitalos

Errores de maquillaje más comunes: evitalos

Lograr un maquillaje natural que realmente realce el rostro de una mujer no es tarea sencilla si no se cuentan con los conocimientos adecuados, práctica y materiales idóneos para sacarle provecho los cosméticos que el mercado ofrece. En cualquier caso, todo se puede aprender y así evitar los clásicos errores del maquillaje.

Rubor, base, sombras, delineadores, labial y rímel hay de todo tipo, color y estilo, pero no todos son adecuados para cualquier persona. Hay que saber elegirlos en principio, que combinen con el tipo de piel, que se adapten a las pieles mas particulares (grasas o sensibles) y a las necesidades de la usuaria.

Errores de maquillaje más comunes: evitalos

Hay una serie de recomendaciones para tener en cuenta que evitan las tan típicas corridas, brillos, manchas y coberturas que no son deseadas.

  • Para empezar, todo está en la elección del maquillaje. No todos los colores son aptos, ni texturas, mucho menos los formatos.
  • Luego se necesitan herramientas adecuadas como pinceles y esponjas para aplicar perfectamente cada producto.
  • Por último, focalizarse en el estilo que una quiere expresar, la zona a destacar y la rutina que acompaña el día (a veces se necesitan efectos larga duración).

Lo que hay que evitar

Bases con efecto “máscara”: muchas veces sucede que la base elegida luce en la cara como una verdadera careta, diferenciado demasiado esa piel maquillada del resto del cuerpo. Para ello la solución está en la elección del color. Hay que probarlo aplicando tan solo en las mejillas y un poco con el dedo viendo que el tono se funda en la piel, no que resalte o blanquee.
Luego en la aplicación, no exagerar con al cantidad, siempre ir de menos más para que no se note el exceso y nunca olvidar el cuello y escote entre las zonas que debieran verse también maquilladas. En definitiva esa piel también se verá perfeccionada por el maquillaje y no habrá tanta diferencia con el rostro.

Texturas indicadas: polvo, crema o loción son algunos de los formatos que ofrecen los maquillajes para el rostro. Pero cuidado, porque cada uno tiene una razón de ser. En definitiva dependen mucho del tipo del piel y del uso que se quiere dar. Si el maquillaje va a ser aplicado solo una vez y debe verse bien muchas horas es preferible optar por todo larga duración. Si se cuenta con una piel muy grasa o con acné, mejor optar por los polvos que no dejan tan húmeda la piel y la liberan de brillos indeseados. Por el contrario, las pieles muy secas requieren de bases hidratantes bien cremosas que no remarquen las líneas de expresión no se acumulen allí.

Labios protagonistas: el rojo y el fucsia son los colores que más eligen las mujeres pero no siempre quedan bien. Para verse perfecto el color necesita de delineado (del mismo tono) que lo contenga en su lugar y evite desbordes, luego el tono debe ser aplicado con pincel porque cubre todas las zonas (como las comisuras) y de a poco se puede ir aumentando la intensidad el color.
En algunos casos será necesario también aplicar por encima un poco de fijador para que el color no llegue a posarse en los dientes o incluso en vasos o tazas, u otras mejillas. No hay nada más desagradable que dejar color pegado en todas partes. Además el fijador hará que la duración del producto se prolongue.

Colores errados: tal como destacamos en otras notas, existen dos tonos de colores, los frío y los cálidos. Cada uno de ellos va mejor con una piel, por ejemplo los cálidos para las morenas y los fríos para las pieles muy blancas. Para descubrir cual es el más indicado se prueba con papel metalizado dorado y plateado al lado de la cara y se ve cual es el que mejor destaca y realza el rostro. Ahí entonces se sabrá que gama tonal va a acompañar el rostro siempre y que tonos son los indicados cuando de elegir ropa o maquillaje se trata.

Ojos corridos o exagerados: el buen uso de delineador y rimel evitará manchones y corridas en los ojos. Para estos casos, si una no tiene mucha experiencia, es mejor optar por los waterproof que resisten humedad y sudor. En el caso del delineador mejor aplicar siempre en la parte superior de las pestañas porque ahí no se correrá a menos que sea manoseado. Y lo mismo con el rimel que si está arriba será menos factible que en un exceso manche el ojo. Ante cualquier derrame, siempre un hisopo a mano con desmaquillante puede servir para corregir.

Superbronceado: la llegada del verano no implica que todas las mujeres deban verse tan oscuras de piel. En este caso lo importante es destacar el bronceado que se ha conseguido y no fabricar uno con el maquillaje. La frente, mentón y nariz son las zonas más prominentes del rostro y las que reciben el sol directamente, por ello deben ser las resaltadas con el polvo efecto bronceante de sol, nunca todo el rostro. También se puede optar por los que traen shimmer para dar mucho más brillo a esas zonas, sobre todo por la noche.

“Menos es más” es una de las reglas de oro en lo que respecta al maquillaje, no hay que pintarse como una puerta sino más bien tender a ocultar defectos y dar luminosidad al rostro. Comenzar con los tonos neutros y luego ir buscando que es lo que se destacará (o los ojos o la boca) para atraer la atención en esa zona. De a poco se tiene que ir probando con el maquillaje para evitar errores hasta ir dando con el producto y tono indicado para cada una.




Ver mas notas sobre Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Belleza y estilo de la mujer de géminis
Tipos de máscaras de pestañas: una para cada necesidad
Cómo maquillarte sin espejo

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Errores de maquillaje más comunes: evitalos

No utilices este medio para hacer spam, gracias!