Home » Belleza, Centros de Belleza y Estetica » Los nueve instrumentos básicos de la manicuría profesional

Los nueve instrumentos básicos de la manicuría profesional

Tras un breve paso por la perfumería, nos hicimos de los nueve instrumentos básicos que toda manicure . Como saben, lucir manos impecables es imprescindible para situaciones cruciales de la vida, como un entrevista de trabajo, una fiesta elegante, o simplemente cuando queremos impactar sin descuidar ningún detalle.

Por eso, entreguémonos con profesionalismo a uno de los placeres más simples y entretenidos de la vida: la manicure.

Los nueve instrumentos básicos de la manicuría profesional

 

Quitaesmaltes

  • Siempre hay que fijarse que no esté hecho en base a acetona. Algunas marcas de quitaesmaltes vienen con vitaminas y aloe vera, para hidratar y fortalecer las uñas.

El corta-uñas

  • El corta-uñas lo usamos con posterioridad a una higienización de la zona. Podemos aplicar alcohol en gel, o algún antiséptico similar, con el fin de quedarnos tranquilas de que estaremos libres de bacterias.
  • Si las uñas están demasiado duras, se pueden poner en remojo en un recipiente con agua tibia y unas gotas de aceite esencial de coco o lavanda previo a todo el proceso.

El removedor de cutículas

  • Por lo general, este instrumento posee una herramienta en cada extremidad. La parte que es como una espátula es la que sirve para empujar la cutícula hacia atrás, dando un aspecto más prolijo a la uña.
  • El otro extremo tiene como fin quitar cualquier suciedad que haya quedado atrapada bajo la uña.
  • Para que la tarea sea más sencilla, es bueno colocarse alguna crema que aligere el área.

La pinza para cutículas

  • Esta pinza sirve para las situaciones en que la cutícula está demasiado ancha, o para la piel levantada en torno a la uña.
  • Siempre se usa con mucho cuidado y nunca se profundiza en el corte, sino que sólo debemos sacar lo que está sobresaliente.

La lima de uñas

  • Una buena manicure sabe que la dirección de la lima es básica para un acabado prolijo.
  • Es bueno tener varios grosores de lima. La más gruesa para dar forma a la uña –ovalada, cuadrada, almendrada- las más fina para los retoques finales.

El buffer

  • Vienen en forma de rectángulo, con un grosor en cada lado.
  • Este utensilio quita el posible despeluchado que queda tras la lima de uñas.

El pulidor

  • Es más sutil que el buffer y la lima de uñas, y se lo emplea para emparejar la cubierta de la uña en caso de que ésta presente desniveles.

El lustrador

  • También conocido como lima de brillo. Su función tiene lugar cuando no queremos ponernos esmalte.

Antes de los esmaltes debemos colocarnos alguna crema hidratante en las manos –algunos recomiendan también exfoliar- y aceite esencial en cada uña para devolver el tono luego del proceso anterior. Volvemos a enjuagar para que la uña esté limpia.

Esmalte fortalecedor, color y brillo

  • El esmalte fortalecedor, en general calcio, se aplica con una o dos manos, según el estado de las uñas. Se aplica y deja secar.
  • El color necesita de dos aplicaciones, comenzando por el medio y yendo a los lados de la uña. Entre pasada y pasada debemos esperar que la pintura seque.
  • El brillo se aplica una sola vez, cuando el esmalte ha secado correctamente.

Aceleradores de secado

  • Son importantes porque garantizan el brillo al permitir que el esmalte se seque de inmediato, estipulándose alrededor de dos o tres minutos.
  • Pueden conseguirse aceleradores en gotas, en spray fijador o en esmalte.
  • Por su contenido oleoso no se asusten si quedan las manos un poco aceitosas.




Ver mas notas sobre Belleza, Centros de Belleza y Estetica

Otras notas que pueden interesarte:

Los mejores Hoteles Spa de Argentina
Labiales: lo nuevo de las marcas para esta temporada 2012
Cómo maquillar los labios

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Los nueve instrumentos básicos de la manicuría profesional

No utilices este medio para hacer spam, gracias!