Home » Belleza, Recetas y Productos Naturales » La miel: dulce néctar para el cuidado de la piel

La miel: dulce néctar para el cuidado de la piel

A fin de tener una piel tersa y lozana es esencial cuidar el rostro con mascarillas naturales. Uno de los elementos de la naturaleza que es un excelente aliado para el cuidado de la piel es la miel. Esta tiene muy buenos efectos en la piel del rostro y de todo el cuerpo.

La miel se ha usado desde siempre para darle a la piel lozanía, vigor y devolverle la juventud a la piel. De hecho, en muchas cremas de belleza, la miel es un ingrediente infaltable. ¿Cómo podemos usar la miel en el cuidado de la piel?

La miel: dulce néctar para el cuidado de la piel

Lo primero y principal es lavar bien el rostro con abundante agua. Esto es sumamente importante para que la mascarilla a base de miel actúe. Luego de haber lavado el rostro y el cuello, es conveniente aplicarse una toalla caliente a fin de abrir los poros de la piel. Luego de este se aplica la miel sobre el rostro y cuello. Algunos consideran efectivo mezclar la miel con un huevo y esto es válido también si se desea reforzar el tratamiento. Pero también la miel por sí sola puede obrar maravillas.

Después de haberse aplicado la miel sobre el rostro y el cuello es conveniente recostarse y relajarse. Se debe dejar la mascarilla por 20 minutos y luego enjuagar con abundante agua tibia. El resultado será una piel bien hidratada y tersa.

Si deseas preparar una mascarilla antiarrugas, puedes mezclar miel con jugo de limón. Esta preparación también es ideal para aclarar las manchas de la piel que aparecen por el embarazo o el uso de anticonceptivos. El procedimiento es igual al anterior: debes lavar tu rostro, vaporizarlo con una toalla con agua caliente y aplicar la miel con el limón con un pincel. Esta vez debes realizar algunos masajes en la piel. Retira la miel con una esponja o algodón embebido en agua.

Si deseas nutrir la piel, puedes utilizar la miel junto con leche. Repite los pasos anteriores y coloca la preparación sobre tu rostro durante 20 minutos. Recuerda que durante esos 20 minutos debes estar relajada, preferentemente acostada para que el efecto sea más intenso.

Si deseas exfoliar la piel, utiliza solo miel y hazte pequeños masajes circulares sobre las zonas a tratar. Luego de 20 a 25 minutos, enjuaga bien tu rostro y verás como lucirás una piel más tersa y exfoliada.

La miel tiene increíbles beneficios para el cuidado de la piel. Utiliza miel en el rostro y el cuello ahora y tendrás 90 años y todavía tendrás una piel envidiable.




Ver mas notas sobre Belleza, Recetas y Productos Naturales

Otras notas que pueden interesarte:

Recetas caseras para aclarar la piel de las axilas
El Dr. Sebagh, la línea cosmética del “Doctor milagroso”
Remedios para talones extra resecos

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en La miel: dulce néctar para el cuidado de la piel

No utilices este medio para hacer spam, gracias!