Home » Belleza, Salud Integral » Lunares: tipos y cuidados

Lunares: tipos y cuidados

Lunares: tipos y cuidados. Los lunares llamados nevus melanocítico, son manchas anormales de células pigmentadas en la piel, se trata de formaciones normales, pero cuando se degeneran pueden ocasionar un melanoma maligno.

Muchos lunares están en el cuerpo desde el nacimiento, pero otros se desarrollan de forma espontánea o por la exposición a la luz del sol. Suelen surgir en los primeros 20 años de vida, se pueden desarrollar en los 20 años siguientes y otros desaparecen con la edad.

Lunares: tipos y cuidados

Mientras más lunares posea una persona, más riesgo tiene de que éstos se degeneren en un melanoma maligno, sobre todo si estos lunares están expuestos al sol o a traumas continuos como puede ser el afeitado, roce constante, etc.

Síntomas de alerta

Cuando se presentan ciertos síntomas que alertan sobre posibles problemas con los lunares, hay que consultar al dermatólogo. Estos son:

  • Picazón y/o dolor en los lunares
  • Aumento de tamaño y forma irregular en especial en los bordes
  • Cambio de color del lunar, en especial si se oscurece o tienen diferentes colores.
  • Hemorragias espontaneas
  • Manchas alrededor del lunar

Para evitar complicaciones con los lunares es recomendable, además de la consulta periódica con el médico y la extirpación de los lunares sospechosos, tomar ciertos recaudos:

  • Evitar la exposición innecesaria a la luz solar, en especial en horas pico.
  • Evitar las quemaduras solares
  • Usar pantalla solar
  • Revisar los lunares regularmente y acudir al especialista para que controle los lunares que no son accesibles a la vista de uno mismo.

Tipos de lunares, además del nevus melanocítico.

  • Síndrome del lunar displásico: de contorno irregular y un borde difuso, presentan un alto riesgo de ser malignos y se presentan mayormente en personas con casos familiares de múltiples nevus y melanoma maligno.
  • Halo nevi: el lunar es de color pálido y la piel de la zona circundante toma una tonalidad clara. Algunas veces el nevus desaparece y en la mayoría de los casos son lunares benignos, aunque algunas personas que los poseen pueden desarrollar vitíligo. Quienes tienen melanoma maligno muy rara vez presentan un halo nevi.
  • Nevus azul: son lunares azules por encontrarse en la capa más profunda de la piel. Suelen ser benignos pero hay que consultar con un médico para diferenciarlo del melanoma.

Melanoma juvenil (nevus Spitz): son lunares que forman un tumor benigno de color marrón rosáceo. Aparece comúnmente en el rostro de los niños y es de fácil tratamiento.




Ver mas notas sobre Belleza, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Anorexia, síntomas y consecuencias
Tipos de bloqueadores solares y características
Trastorno dismórfico corporal, cuando la preocupación por la belleza enferma

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Lunares: tipos y cuidados

No utilices este medio para hacer spam, gracias!