Home » Belleza, Cuidado Facial, Recetas y Productos Naturales » Ojeras: signo de cansancio no siempre real.

Ojeras: signo de cansancio no siempre real.

Las ojeras son alteraciones en la coloración de la piel debajo de los ojos que revelan un cansancio no necesariamente real y afean nuestra mirada. Sus causas pueden ser variadas: herencia, raza, presencia de vasos sanguíneos dilatados en la zona, edad, cierta enfermedades o alteraciones hormonales (como retención de líquidos, menstruación o embarazo). Otros factores como la exposición al sol, la falta de sueño y el cansancio, no causan las ojeras pero sí las profundizan, si ya existen.
Por eso es importante intentar descansar lo suficiente, cuidarnos del sol (incluso utilizar un protector solar más potente para el área debajo de los ojos), disminuir la sal en las comidas (para reducir la retención de líquidos), y elegir una dieta que ayude a mejorar la circulación.

Ojeras

Ojeras: signo de cansancio no siempre real.

Si bien existe toda una línea de cosméticos dedicada a tapar o corregir las ojeras, y también tratamientos médicos para reducirlas, hay una serie de trucos caseros para disminuir su aspecto de forma natural.

•    El té de manzanilla: compresas de té de manzanilla frío o los mismos saquitos, una vez usados. Se aplican en los ojos, dejándolos actuar durante 15 minutos.

•    Las papas y los pepinos: colocamos una rodaja de papa o pepino en cada ojo, y dejamos actuar durante 10 minutos: ayudan a desinflamar las venitas que están debajo de los ojos.

•    Máscara de pepino y limón: exprimimos un pepino pelado y lo dejamos en la heladera hasta que se enfríe bien. Exprimimos un limón, y lo mezclamos con la pulpa fría del pepino. Agregamos a la mezcla dos claras de huevo y batimos bien. Aplicamos en las ojeras y dejamos actuar durante 15 minutos. Retiramos con agua fría.

•    La manzana: hervimos una manzana y la pisamos. Una vez fría, aplicamos en los ojos y dejamos actuar durante 40 minutos.

•    Aceites: cada noche, antes de acostarse, aplicamos en las ojeras aceite de ricino o de almendras y dejamos actuar. Al cabo de dos semanas, notaremos la diferencia.

•    La zanahoria: vertemos 2 cucharadas de aceite vegetal sobre una zanahoria rallada muy fina. Mezclamos muy bien y aplicamos en los ojos. Cubrimos con rodajas de pepinos y dejamos actuar 30 minutos.

•    El tomate: mezclamos jugo de tomate con jugo de limón, y espesamos (apenas) con un poco de harina. Aplicamos a diario en las ojeras, dejando actuar durante unos 10 minutos.

Si nuestras ojeras son genéticas, es importante saber que serán muy difíciles de eliminar por completo; pero siempre ayuda al resultado general si antes de aplicarnos cualquiera de estas recetas, masajeamos alrededor del ojo presionando suavemente con el dedo índice, empezando en el lagrimal y hasta volver a él, unas cinco veces. Ya veremos como poco a poco, nuestras miradas comienzan a lucir más descansadas y llenas de vida.

Autora: Maria del Mar

Fuentes citadas:
www.botanical-online.com
www.publispain.com
www.mis-remedios-caseros.com
www.tuabuela.com
www.innatia.com
belleza.comohacerpara.com




Ver mas notas sobre Belleza, Cuidado Facial, Recetas y Productos Naturales

Otras notas que pueden interesarte:

Spas y belleza en cruceros
Recogidos de fiesta para cada tipo de rostro
Aceites naturales para la belleza y salud de la piel y el cabello

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Ojeras: signo de cansancio no siempre real.

No utilices este medio para hacer spam, gracias!