Home » Belleza, Deportes » Power Jockey, modelado corporal emulando los movimientos de la equitación

Power Jockey, modelado corporal emulando los movimientos de la equitación

Como cualquier actividad que requiere cierta destreza física, la equitación permite modelar el cuerpo, especialmente en zonas que interesan a la mujer como piernas, abdominales y cintura.

Pero si no cuentas con la posibilidad de viajar al campo para montar a caballo, no importa, porque ya desembarcó en los gimnasios un simulador de equitación llamado Power Jockey, capaz de imitar en tres dimensiones los movimientos de esta actividad.

Power Jockey, modelado corporal emulando los movimientos de la equitación

Lo bueno de este aparato es que permite tonificar y modelar áreas de la silueta que suelen estar entre las principales preocupaciones de las mujeres. Se trata de una silla que nos ayuda a realizar determinados movimientos que tonifican diversos grupos musculares.

De esta manera, con el Power Jockey se trabaja el movimiento antero-posterior, que propicia la vascularización de la pelvis, a la vez que hace trabajar los abdominales y los glúteos, permitiendo el desbloqueo de la zona lumbar, y favoreciéndonos con los beneficios de la equitación.

Otra ventaja es la posición erguida que es necesario mantener para no caer hacia delante ni hacia atrás, lo cual obliga a sostener una posición erguida para que ejercita fuertemente el recto abdominal, para lucir un vientre más plano.

Si se realiza el movimiento lateral – que implica llevar los pies en los estribos para sujetarse – se trabaja los abductores, cuádriceps y bíceps femoral.

En cuanto al movimiento de subida y bajada propio de montar a caballo, cabe destacar que obliga a mantener una tensión muscular constante para no caer, lo que hace que se tonifiquen músculos que no son tan fáciles de aislar y se consigue progresivamente una buena tonificación muscular.

Los expertos en fitness aseguran que se pueden quemar unas buenas 160 calorías por sesión, que tienen una duración de 15 minutos, y siempre dependiendo de la intensidad con la que se trabaje. Durante ese lapso, la máquina aumenta progresivamente la velocidad de funcionamiento y los grados de intensidad, repitiendo los movimientos tradicionales de la equitación: paso, trote y galope.

El esfuerzo muscular es muy importante, de allí que las sesiones duren apenas un cuarto de hora, por eso es una buena práctica para personas que tienen poco tiempo para ejercitarse, y además suelen aburrirse en las clases de gimnasia.

Lograrás así tener un cuerpo estilizado, y una postura corporal elegante y perfecta, acorde a las de las que practican equitación de toda la vida.

Si en cambio, tienes la posibilidad de montar a caballos reales en el campo, y disfrutar de jornadas al aire libre y en contacto con la naturaleza, deberías aprovecharlo ya que son múltiples los beneficios de esta actividad: por algo, se la replica en gimnasios.

Asimismo, el montar a caballo – con Power Jockey o en uno de sangre caliente – se convierte en una buena práctica cardiovascular, ya que exige a nuestro cuerpo a mantener el ritmo, lo que contribuye a quemar más calorías – incluso en reposo – sin contar otros muchos beneficios para la salud.




Ver mas notas sobre Belleza, Deportes

Otras notas que pueden interesarte:

Frutas para glúteos firmes
Refining, contra la adiposidad localizada
Accesorios de moda imprescindibles para tu look

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Power Jockey, modelado corporal emulando los movimientos de la equitación

No utilices este medio para hacer spam, gracias!