Home » Belleza, Moda y tendencias » Todo lo que tu guardarropas dice de ti

Todo lo que tu guardarropas dice de ti

Nuestro guardarropas tiene su propio discurso sobre nosotras: de esto se trata el libro de Jennifer BaumgartnerYou are what you Wear”. En una entrevista reciente, la psicóloga Jennifer Baumgarten explicó qué fue lo que la condujo a comenzar a trabajar como asesora de moda, a escribir sobre armarios, a analizar a sus pacientes desde la perspectiva de lo que guardan en los roperos. Su consigna es, básicamente, que nuestro interior y nuestro guardarropas deben ir de la mano: ni repoblado, ni desprolijo, ni lleno de cosas que no nos sirven.

Todo lo que tu guardarropas dice de ti

En este sentido, podemos hacer un racconto de las fallas más frecuentes que la autora describe con respecto a los armarios de las mujeres, de lo que estos hábitos significan desde el punto de vista psicológico, y de posibles soluciones para comenzar a renovarse:

Se compra más de lo que se necesita: la clásica compradora compulsiva que intenta saciar el vacío existencial con prendas de vestir. Una propuesta para detener este conflicto es tratar de focalizar qué es aquello que quiere llenarse, qué es lo que verdaderamente está faltando y, de ser necesario, buscar ayuda terapéutica, un profesional, para hablar sobre lo que pasa.

Armario repleto de ropa en desuso: el problema aparece cuando la ropa deja de ser ropa y se convierte en recuerdos, en situaciones no resueltas, en excusas para no comenzar con nuevos emprendimientos. Ante esta situación, lo recomendable es desprenderse poco a poco de lo que ya no sirve, requisito indispensable para que la energía fluya.

Pura ropa discreta: son los armarios de quienes no gustan de ser miradas, las demasiado discretas, las que se camuflan con la multitud. Es un mecanismo propio de quienes sienten miedo a expresarse y temen la opinión de los otros. Básicamente, evitan correr cualquier riesgo que las exponga. A través de la ropa esto puede ir cambiando: sencillamente, y siempre de a poco, se puede ir probando un color, una textura, un modelo, que salga de la norma, que libere.

Rechazo al espejo: otro modo de evadir la realidad y escapar a los problemas es evitando la propia imagen en el espejo: la falta de autoaceptación. Hay que empezar a quererse tal cual una es. La vida sana y el deporte deben ir de la mano de un análisis verdaderamente crítico de la imagen de mujer que impone el mercado.

Tendencia a desnudarse: el problema reside aquí cuando la inseguridad sobre una misma lleva a hacer del cuerpo un objeto donde se deposita todo el valor. Así, una termina escondiéndose tras su desnudez, ocultando a los otros su humanidad, su ser íntimo. De lo que se trata, dice Baumgartner, es de encontrar un equilibrio entre el afuera y el adentro.

Ropa fuera de la propia edad: ¿cuántas jóvenes se visten como mujeres mayores, y viceversa? Se trata de la más rotunda negación del tiempo, especialmente del presente. El antídoto a este mal es aprender que cada edad tiene su belleza, y comenzar a disfrutar cada día, a valorar la experiencia adquirida con los años.

Sólo ropa de marca: en el actual sistema económico, las cosas no se miden por lo que son, sino por el valor económico que representan. A mayor valor, mayor estatus. Esta es la principal causa de sufrimiento moderna. Para acabar con este padecer, es necesario acercarse a otros ideales, más humanos y menos superfluos.




Ver mas notas sobre Belleza, Moda y tendencias

Otras notas que pueden interesarte:

Nuevo labial de Maybelline, “The Shine”
Errores de maquillaje más comunes: evitalos
Como resolver un guardarropas completo con solo 37 prendas

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Todo lo que tu guardarropas dice de ti

No utilices este medio para hacer spam, gracias!