Home » Cirugía Estética » Gluteoplastia con inyección de grasa para aumentar los glúteos

Gluteoplastia con inyección de grasa para aumentar los glúteos

Gluteoplastia con inyección de grasa es una técnica que permite mayor proyección de las nalgas sin la necesidad de implantes de silicona. También se conoce a este procedimiento como la técnica brasilera de levantamiento de los glúteos.

Al inyectar grasa del propio paciente en la zona de las nalgas, se consiguen resultados mucho más naturales y estéticos. Además el médico es capaz de colocar la adiposidad en los lugares donde hace falta lo que ayuda también a dar la forma adecuada a los glúteos.

Gluteoplastia con inyección de grasa para aumentar los glúteos

gluteos

Este tratamiento estético no implica efectos secundarios como el rechazo a la prótesis de silicona, no hay riesgo de encapsulamiento, infecciones o asimetrías. Por otra parte, es mucho menos doloroso que la cirugía de glúteos, y el post operatorio mucho más rápido.

El procedimiento de la Gluteoplastia con inyección de grasa

El médico aspira grasa localizada de otras partes del cuerpo como son las caderas, pantalón de montar, espalda y cintura. Esta es posteriormente inyectada en los glúteos mediante dos pequeñas incisiones para dar la forma deseada.

La cantidad de grasa que puede ser inyectada es de 200 a 600 cc y la cicatriz que queda es muy pequeña, tan solo de 3 milímetros en cada lugar donde se colocó la cánula.

Para la cirugía se usa anestesia local con sedación, lo que acelera el proceso de recuperación tras la intervención y no hay necesidad de intubar a la persona como ocurre con la anestesia total.

Riesgos y ventajas de la gluteoplastia con inyección de grasa

Al rellenarse las nalgas con la propia grasa del cuerpo, existe la posibilidad de que el organismo absorba un 20 a 30% de la grasa inyectada, pero en la actualidad muchos especialistas emplean técnicas de injerto de células madre para que se reduzca esta absorción al 5%.

Después de 4 a 6 semanas de realizado el tratamiento, los glúteos se sienten naturales y suaves, sin tener alteraciones que denoten la inyección de grasa en los mismos.

Otro aspecto favorable es que esta intervención supone dos cirugías estéticas en una, modelando el cuerpo a gusto del paciente y según sus características naturales.

El post operatorio es mucho más benévolo que el de la gluteoplastia con implantes de silicona. No implica dormir boca abajo ni la imposibilidad de sentarse durante las primeras semanas. Por otra parte el volumen en las nalgas no se reduce con ejercicio ni produce celulitis.




Ver mas notas sobre Cirugía Estética

Otras notas que pueden interesarte:

Lipo-sowing : Trasplante de grasa para quitar años
Mentoplastia, cirugía de mentón
Implantes exprés Instabreast, los peligros de estos pechos instantáneos

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Gluteoplastia con inyección de grasa para aumentar los glúteos

No utilices este medio para hacer spam, gracias!