Home » Cosméticos » Cómo crear tu propio esmalte de uñas

Cómo crear tu propio esmalte de uñas

Si eres de las mujeres que no son de comprar muchos tonos de esmalte ni usarlos tan seguido o justo los colores con los que cuentas no te gustan o no te combinan con tu outfit, hay una solución. Y es creando tu propio esmalte a partir de pigmentos de maquillaje o de otros tonos. En esta nota te enseñamos el paso a paso para lograrlo.

El mercado ofrece miles de marcas, tonos y texturas si de esmalte se trata. Solo algunos de los que tenemos o vemos son realmente los que más se usan y otros son tonos estacionales, o están pasados de moda, incluso muchas veces han sido comprados por error y su destino es estar guardados sin uso hasta que se secan.

Cómo crear tu propio esmalte de uñas

Para que esto no suceda y sacarle mayor provecho posible a los esmaltes, existen formas de mezclarlos entre sí y con otros ingredientes para lograr nuevos tonos, revitalizarlos, aclararlos, oscurecerlos, darle fuerza al color, etc.

Mezclar colores

Los esmaltes que ya no gustan pueden adquirir nuevos tonos si se mezclan con otros. En este sentido, es muy fácil lograrlo si combinamos con exactitud los tonos, teniendo en cuenta que mezclas dan los colores primarios, que se debe y que no hacer.
Para hacerlo se requieren dos o mas colores que son los que van a dar el tono final. Puede comenzarse la mezcla en un recipiente (pequeño frasco) aparte o hacerlo dentro de la misma botellita de esmalte.
La idea es combinar lo mejor que se pueda, un tono base con blancos o claros para aclararlo; un tono claro con pequeños toques de negro para darle más fuerza u oscurecerlo, e incluso quien se atreva puede mezclar dos colores cálidos, fríos o lo que sea de su antojo. También se admiten perlados, mate, etc.
Siempre que se hace la mezcla, se necesita un palillo para revolver y homogeneizar los colores o un frasco que tenga buena capacidad para mezclar sacudiendo.
Después de algunos minutos, la mezcla quedará hecha y lista para aplicar. Si no es del color deseado se puede todavía corregir con más esmalte.

 

Generar nuevos colores

Otra forma de obtener un nuevo tono de esmalte es partir de un tono blanco, claro o transparente y agregarle pequeñas dosis de pigmento, sombra, rubor o cualquier otro polvo de maquillaje. Estos colores del polvo se fundirán perfecto con el esmalte y generarán ese color nuevo que se busca listo para usar.


Para lograrlo:
1- Se necesita un pequeño frasco donde mezclar, pigmento o sombra y esmalte, más el palillo mezclador.
2- La cantidad de pigmento a usar puede variar (mientras mas cantidad mas intenso el color) cuando hay que unirla con el esmalte. Se recomienda antes hacer una pequeña prueba en una cucharita como para tener una idea del resultante.
3- Colocar primero el esmalte del tono claro elegido y luego ir agregando el polvo. Mezclar hasta que se integre y de un color pleno.
4- Si hay mucho pigmento la mezcla puede quedar espesa o con grumos, pero se arregla con un poco mas de esmalte.

5- También se puede usar glitter pero no junto con el esmalte de color porque dará grumos, Para aplicar glitter se debe hacer la mezcla por separado y aplicar la capa sobre el color base ya seco en la uña.

6- Una vez obtenida la mezcla, pintar la uña y ver si la cobertura requiere una o dos manos.
7- Si el resultado queda con buen tono pero opaco, se debe aplicar una capa de esmalte transparente o brillo encima de la uña para terminar.

En el siguiente video hay un paso a paso para entender bien la técnica y algunas ideas de combinaciones.

Consejos útiles

Hay que tener en cuenta algunos aspectos para que esta técnica resulte bien

  • Si se desea hacer un tono mate estilo cremoso, se puede aplicar el polvo sobre esmalte blanco y el color resultante será bien intenso.
  • Si se mezcla en un frasco aparte, hacer la cantidad necesaria para toda la mano. Porque en caso de necesitar más, rara vez la mezcla saldrá idéntica.
  • Para controlar y tener registro de como se hizo un tono, lo mejor es anotar en una libreta las cantidades y combinaciones por si alguna vez se quiere repetir.
  • La durabilidad del nuevo producto será igual que con otro esmalte.
  • Para diluirr un esmalte que tiende a ser muy consistente, se puede usar un poquito de ablandador o acetona.

Los colores en las uñas ahora sí serán infinitos y súper combinables con la ropa, el maquillaje o el cabello. Todas las opciones son válidas, lo importante es animarse a innovar y probar de a poco todo lo que se puede hacer.




Ver mas notas sobre Cosméticos

Otras notas que pueden interesarte:

El uso de principios activos en la cosmética actual
Uñas de porcelana: tratamientos y productos
Nuevas BB cream mejoradas. Clarins y La Roche ya tienen sus versiones

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cómo crear tu propio esmalte de uñas

No utilices este medio para hacer spam, gracias!