Home » Cosméticos, Maquillaje » Como detectar un esmalte de calidad

Como detectar un esmalte de calidad

Muchas veces sucede que vemos en vidrieras y negocios esmaltes de uñas con colores que nos encantan y en buenos precios, pero rara vez se piensa en la calidad del producto y por ende en el resultado y trabajo que nos va a llevar.

Este punto es fundamental ya que de sus atributos dependerá que quede bien, se fije y no haga daño en las uñas o bien terminemos con 5 capas de esmalte y las manos inutilizadas durante una hora.

Como detectar un esmalte de calidad

Hay muchos otros factores que deberíamos tener en cuenta a la hora de elegir un esmalte de uñas que no dependen de su tono o precios. En principio hay que probar el esmalte para decidir si gusta, como se adhiere, si es cubritivo, etc. A veces el color no es exactamente como se ve en el envase porque en la piel cambia un poco o pierde brillo.

Si estás en un lugar donde no hay color tester, entonces ya empezaste mal. Siempre hay que probar, incluso estar atentos a su olor, algunos tienen notas frutales y otros demasiado fuerte, como a químicos. Para que tus compras resulten, a continuación diferentes tips para tener en cuenta en la compra .

Duración

Es clave, gracias a este atributo valoramos positiva o negativamente el esmalte. Esto obviamente solo se puede saber una vez adquirido y puesto en las manos. Sin duda, un esmalte bueno debe durar puesto unos cuantos días en buen estado, sin descamarse, desprenderse, perder el brillo, etc. Pero, tengamos en cuenta el roce al que sometemos las manos e incluso el uso de prebase en la uña, que hará que se fije mejor el esmalte y se mantenga impecable más tiempo.

Prebase o Base Coat: debe ser de secado muy rápido, bien fluida para que cubra rápidamente con una fina capa. Algunas funcionan incluso como protector, fortalecedor, enriquecedor con vitaminas, etc. Emparejan la uña y sus relieves o diferencias de color que pueda tener.Es conveniente aplicar una capa superior o Top Coat, que protegerá el esmalte de agentes externos y hará que dure más y esté brillante por más tiempo.

El contacto permanente con agua y/o productos químicos (al lavar los platos, o limpiar por ejemplo) es recomendable usar guantes de plástico o látex que protejan la manicura y la piel de las manos.

La duración entonces se ve condicionada por los factores nombrados, pero también por las capas aplicadas de producto. Siempre hay que colocar 2 capas de esmalte. Una tercera, solo en algunos casos y una cuarta ya es mala señal. Ese esmalte es demasiado líquido.

Si el esmalte utilizado se mantiene como mínimo entre 5 y 6 días ya es una buena señal. Si dura menos o se descama, entonces no hay que volver a comprarlo.

Quitar fácilmente

Atención al uso excesivo de algodones que a pesar de pasarlos no sacan la pintura y por el contrario manchan los dedos. O no sirve o estamos siendo demasiado bruscos al usarlo. La calidad del quitaesmalte se nota cuando nos reseca la uña ni la piel del dedo. Mejor si es libre de acetona.
Luego el esmalte debe retirarse fácilmente, con un par de pasadas de algodón embebido en quitaesmalte debe desaparecer el 90% del color.
Si la uña se queda amarillenta al eliminar el esmalte, puede ser porque el quitaesmalte no es de buena calidad o el mismo esmalte tampoco lo es. En algunos casos esto se observa porque no aplicamos una prebase en la uña. Es esencial usarla sobretodo si pintamos con colores intensos.

Por último, tener en cuenta que un buen esmalte no se esparce por todo el dedo cuando lo eliminamos con el algodón y el quitaesmalte. Si después debemos pasar un algodón hasta por la palma de la mano es que el esmalte no es de la calidad deseada.

Pincel aplicador

El pincel aplicador es esencial para que un producto guste o no y para que el esmalte resulte fácil de aplicar también. Un pincel bueno es aquel que no es excesivamente ancho ni demasiado estrecho, es decir, que necesitemos aproximadamente 3 pasadas de pincel para cubrir toda la uña.
Cuidado si es muy ancho porque costará pintar bien los laterales de la uña sin dejar manchas en la piel de alrededor. Y al contrario, cuando un pincel es muy pequeño, obliga a hacer muchas pasadas para colorear bien la uña y entonces se va resecando o quedan rayas.
Ver además las cerdas del cepillo, que estén parejas. Un pelo más largo puede dejar marcas o peor si se sueltan.

Brillo

El brillo de un esmalte de uñas es otro de los factores esenciales. Si a las pocas horas de pintar las uñas el esmalte ya ha perdido su brillo y se ve mate u opaco, entonces no es buena señal. Algunos son tan malos que esto se ve al instante.
Lo ideal es que pasados 3 ó 4 días, el brillo permanezca inalterable. Es normal luego que lo pierda con el paso de los días.
Con el color sucede lo mismo, debe verse lo más similar al envase posible durante el tiempo que lo tengamos puesto.

Con estos tips, podrás ver porque el esmalte que elegiste no está cumpliendo tus expectativas y donde esta el problema. También debes tener en cuenta los detalles a la hora de aplicar para que resulte mas duradero en el tiempo. Si ya decidiste  cual va a ser tu próximo color, entonces no dejes de probarlo y testear su calidad.




Ver mas notas sobre Cosméticos, Maquillaje

Otras notas que pueden interesarte:

El extracto de Orquídea: ingrediente de belleza
Aplicaciones para dispositivos móviles con clases de maquillaje
Errores que arruinan el autobronceante (I)

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Como detectar un esmalte de calidad

No utilices este medio para hacer spam, gracias!