Home » Cosméticos » Sulfatos, Siliconas y Parabenos en productos cosméticos, ¿buenos o malos?

Sulfatos, Siliconas y Parabenos en productos cosméticos, ¿buenos o malos?

Todo nombre químico suena siempre a “antinatural” y eso es lo que las nuevas marcas tratan de evitar informando acerca de cada uno de los componentes de su producto, mucho más si son derivados de plantas o minerales. Casi todo lo que consumimos contiene este tipo de ingredientes y es inevitable. De acuerdo a que tipo de producto se trate es conveniente saber su composición y si puede ser eventualmente dañina para el organismo. Las cremas y otros ingredientes de cosmética que se aplican directo en la piel son los que mas debemos controlar.

parabenos

Sulfatos, Siliconas y Parabenos en productos cosméticos, ¿buenos o malos?

Los ingredientes más usados en productos de cuidado capilar o la piel, son sin duda buenos en sus resultados y en la mayoría de los casos seguros (cuentan siempre con aprobaciones gubernamentales) pero aún así el público consumidor elige desterrarlos por completo de sus preferencias.

Hay una nueva tendencia que va hacia lo natural, sin tantos conservantes y químicos o ingredientes sintéticos que se basa en la información y conocimiento acerca de cada ingrediente y sus posibles consecuencias para la piel o el organismo. Las marcas están al tanto de esto y buscan soluciones, o en el peor de los casos disfrazan los nombres para dar una versión mejor de aquello poco saludable. Por su parte el consumidor se informa antes de comprar y busca ser lo más sano posible consigo y con el medio ambiente. En el medio, un punto de equilibrio difícil de encontrar, sin ser tan radicales ni tan desprejuiciados.

Hay nombres que ya suenan a prohibido a tóxico, como los sulfatos, las siliconas y los parabenos. Muchas veces rodeados de mitos e ideas erróneas acerca de lo que verdaderamente son y su aplicación que brinda buenos resultados al menos en apariencia.

Lo importante entonces es no caer en la mala prensa que se intenta hacer a las marcas, sino estar conscientes de lo que uno necesita y cual es su producto adecuado. Para no fallar, entonces hay que reunir información confiable y fidedigna sobre lo que estamos consumiento.

 informes etiquetas

La verdad sobre los ingredientes clásicos de la cosmética

Sulfatos: pertenecen a la familia de los surfactantes y se utilizan mayormente en shampoo porque limpian y generan espuma. Al entrar en contacto con el agua forman unas micelas que son las encargadas de arrastrar la suciedad del cabello. Es ante todo un agente limpiador y puede llegar a ser un poco fuerte en algunas personas. Su problema es que pueden causar irritación en el cuero cabelludo, pero ello solo ocurre en casos específicos de alergias e hipersensibilidad. Para ser muy nocivos una persona debería usarlos en grandes cantidades varias veces por día.

Siliconas: proporcionan el acabado que todas buscamos, brillo y más brillo. En el cabello lo cubren para que este luzca más brillante y pulido y por ende se vean menos sano. También hace que la fibra capilar se dañe menos al estar recubierta por siliconas. Se los evita porque erróneamente se cree que apelmasa los cabellos y a la larga daña el pelo. En el caso de los maquillajes es más complejo porque las siliconas quedan en la piel durante muchas horas y si uno no tiene una buena rutina de limpieza pueden ser generadoras de poros dilatados y grasiud.

Dimethicone es un nombre de silicona que puede leerse a menudo en las etiquetas. Esto se usa para alisar el pelo impidiendo que absorba agua y también impide que se hidrate, por lo que a la larga produce sequedad y estropea el pelo. En apariencia está mucho más suave y sedoso pero con el tiempo se nota el cambio, de ahí que se recomiende ir cambiando de shampoo.

 dimethicone

 

Parabenos: son unos conservantes muy eficaces que aseguran que no se formen bacterias, moho u hongos en los productos. No se conocen casos en los que resulten peligrosos ni cosméticamente ni para el cuidado personal. Pero si usamos tan rápidamente un producto y en pocos días lo reemplazamos, ¿es necesario que contengan este ingrediente?. Pero esta palabra ahora es la prohibida, de hecho casi todas las etiquetas remarcan su ausencia “sin parabenos” como garantía de calidad. Y todo esto porque cada vez se quieren menos a los conservantes (incluso en la alimentación) y las marcas los evitan, pero cuidado, el conservante debe existir, aunque no tenga ese nombre siempre está.

body shop natural

Ingredientes dañinos

Otros componentes son verdaderamente malos y deben ser evitados porque su uso esta comprobado que no es bueno.

  • Sodium lauryl sulfate (SLS): Es un detergente muy poderoso que puede hacer que el pelo se ponga más fino e incluso llegue a caerse. Los productos de muy baja calidad pueden contenerlo.
  • Propylene glicol: ingrediente que aparece en algunas cremas “antiarrugas” al igual que en champús o geles de baño. Se sabe que puede dañar o alterar las membranas celulares, inhibiendo el crecimiento celular. Es decir que puede dañar la piel y el tejido muscular. Más que eliminar arrugas, las provoca y por ello está prohibido en algunos países para uso cosmético.

Lo natural no es sinónimo de bueno, ni lo químico lo es de malo. Es tan solo una cuestión de perspectivas, porque cada uno debe buscar el producto que más le convenga. Los hay de todo tipo y variante, incluso los que a pesar de ser totalmente “seguros” no dan ese resultado que se espera. Entonces siempre hay que leer con atención las etiquetas de cada producto que vayamos a usar para estar conscientes e informados de lo que contienen.




Ver mas notas sobre Cosméticos

Otras notas que pueden interesarte:

Vida útil de los distintos productos de maquillaje
Cosmética infantil: las mejores marcas para el cuidado de la piel del bebé
Maquillaje a base de aceite de oliva virgen

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Sulfatos, Siliconas y Parabenos en productos cosméticos, ¿buenos o malos?

No utilices este medio para hacer spam, gracias!