Home » Deportes, Salud Integral » Eutonía, un cuerpo sano y una mente serena

Eutonía, un cuerpo sano y una mente serena

Si eres de esas personas que necesitas que tu actividad física te dé un plus, que no te alcanza con ir al gimnasio un par de veces a la semana a moldear músculos tras repetir el mismo ejercicio una y otra vez, debes saber que hay alternativas.

Una de estas opciones es la eutonía, una disciplina que surge en Dinamarca en la década del 30’, desarrollada por la bailarina clásica Gerda Alexander, y permite un mejor autoconocimiento del cuerpo, incluso al punto de ofrecer mejoras en enfermedades y dolores crónicos.

Eutonía, un cuerpo sano y una mente serena

El objetivo de esta disciplina es aprender a escuchar al cuerpo, prestando atención a cada movimiento, aprendiendo de esos mecanismos que se ponen en acción, ya que esta disciplina integra lo psicosomático, las emociones, las experiencias junto con el movimiento y la expresión. Por ello, si bien muchos practicantes encuentran alivio y mejoras físicas, también puede darse un crecimiento y evolución a nivel psicológico con la eutonía – palabra derivada del griego que significa “armonía con el tono”.

Como ejemplo práctico, diremos que si se sufre de dolor lumbar crónico, la eutonía sirve para aprender cuáles son las posiciones y movimientos que generan ese dolor, de manera tal de corregirlos al tiempo que se realizan algunos ejercicios para relajar los músculos tensos y fortalecer los débiles que no nos están dando el debido apoyo. Con la práctica se corrigen malos hábitos, que no sólo repercuten en los dolores posturales sino que además producen enfermedades.

“La eutonía no es un ‘estado’ que se alcance de una vez por todas, sino una búsqueda dinámica que conduce a experiencias siempre nuevas y cada vez mas ricas”, definía su creadora Gerda Alexander. De allí que la práctica constante como hábito de vida es la que trae tan buenos resultados. Se trabaja sobre la sensación conciente, esto es, las sensaciones internas que producen determinados movimientos, conectado el mundo interior de la persona con su entorno, pero sin aislarse. Así, en lugar de suprimir la conciencia, la amplía, a diferencia de las prácticas de origen oriental. Es por ello que el yoga es una actividad completamente distinta basada en la introspección, al tiempo que se puede complementar perfectamente con la eutonía. Mientras que la disciplina del yoga propone ejercicios de relajación, en eutonía se logra normalizar el ritmo respiratorio a niveles óptimos tras eliminar las tensiones.

Es que con la práctica se aprende a detectar las fijaciones del cuerpo para ayudarlas a fluir, entendiendo que cada estado mental se corresponde con un tono físico que aprehendemos de manera inconciente. Llevar a la conciencia esos mecanismos para identificarlos y modificarlos en cuanto sean dañinos, es el fin de la eutonía.

La eutonía es una gran opción para personas con patologías psicológicas, óseas, musculares y articulares, es excelente para las embarazadas y les da herramientas óptimas para un buen parto.




Ver mas notas sobre Deportes, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

La salud de nuestos ojos: consejos para cuidar la vista
Menopausia, cómo aliviar los síntomas
Femicidio, asesinato de mujeres por motivos de género

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Eutonía, un cuerpo sano y una mente serena

No utilices este medio para hacer spam, gracias!