Home » Estilo de vida, Hombres » Cómo controlar los celos

Cómo controlar los celos

En muchas relaciones conflictivas se dan dinámicas agotadoras. Sentimientos intensos son el soporte y funcionan como pegamento al que llamamos amor, pero hay más que eso.

Esa intensidad atrae, nos retiene porque lo sentimos como algo especial, sentimos que lo que creamos con el otro es algo único y eso nos brinda mucho placer y nos llena los vacios.

Cómo controlar los celos

controlar los celos

Muchas personas terminan participando en juegos de celos, de demandas, reproches y tristemente de descalificaciones cuando la otra persona no es lo que esperamos, aquello que habíamos pactado con nosotros mismos que encontraríamos en el otro. De alguna manera intentamos forzar a que eso suceda, a conseguir eso que necesitamos del otro… pero indefectiblemente terminamos arrancando lo peor de sí. Ambos destrozados, con las heridas a la vista ya comenzamos a decidir no abrirnos, no brindarnos y ahí cancelamos todo lo bello de la relación. El amor ya no fluye y la relación comienza a ser un juego de poder, de poder sobre el otro que terminamos convirtiendo en objeto.

Vivimos de pequeños la pertenencia a una familia, inconscientemente sabemos que le pertenecemos a alguien más, nuestros padres y que ellos pueden hacer con nosotros aquello que desean.

Cuando crecemos, si no rompemos con ciertos parámetros, con ciertas necesidades emocionales, de seguridad hacia aquellas personas con las que tenemos una relación de afecto, repetimos la misma dinámica, pero nos encontramos con nuestro propio choque interno. Sabemos que somos adultos y que queremos decidir qué hacer, como vivir y que dar pero por otro lado dependemos del otro emocionalmente… entonces conflicto.

Cuando caemos en cuenta de que todos somos diferentes, de que cada persona es única y que cada uno da lo que tiene dentro de sí y no aquello que necesitamos comenzamos a crecer. Nos damos cuenta de que el otro no nos pertenece, no es nuestro, no podemos arrancarle cosas ni hacer que nos nutra constantemente con aquello que deseamos. Cuando nos damos cuenta de que el amor es brindarse a sí mismo en su manera pura cesarán los celos, las posesiones naturalmente… ya no habrá razón para ellas.

Entonces, los celos no son controlables, las fieras atadas son inútiles si están en la misma habitación, de todas formas se despedazarán. No hay control para los celos. Si podemos aprender a que no tenemos derechos sobre el otro… que el otro eligió estar aquí y ahora simplemente para brindarnos sus lucecitas y para contemplar asombrado las nuestras.




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Hombres

Otras notas que pueden interesarte:

Vas a tatuarte: ¿qué debes tener en cuenta?
Redd's, una cerveza para paladares femeninos
Primera cita, consejos para mujeres

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cómo controlar los celos

No utilices este medio para hacer spam, gracias!