Home » Estilo de vida, Salud Integral » Copa menstrual: novedoso método para mantener tu higiene

Copa menstrual: novedoso método para mantener tu higiene

Cuando llegan esos días de nuestro período menstrual, lo más común es que nos sintamos incómodas, molestas y sobre todo siempre preocupadas a ver si no tendremos manchada la ropa. Ante todo este panorama, lo mejor -según nosotras- es quedarnos en casa y “padecer” esos días.

No hace mucho se ha instalado un nuevo método para dejar de padecer la menstruación y reemplaza a los tampones y toallitas: la copa menstrual. No solamente es cómoda, higiénica y eficaz sino que además es ecológica.

Copa menstrual: novedoso método para mantener tu higiene

¿Cómo se utiliza la copa menstrual?

Lo cierto es que como cada producto nuevo que incorporamos a nuestros hábitos requiere de paciencia. Muchas de nosotras nunca pensamos en usar tampones, sin embargo luego de la insistencia de nuestras amigas, empezamos a usarlos nos encantó. Del mismo modo,  puede que tengamos ciertos  prejuicios con la  copa menstrual y al final después de usarla nos resulte irremplazable.

La copa menstrual viene en dos talles: A y B. El primer talle es para mujeres que hayan pasado por un parto natural. El talle B es para las que nunca han tenido un parto natural.

Este dispositivo debe insertarse en la parte inferior de la vagina. Como pueden observar en la foto, ésta tiene un piquito al final que no tiene ninguna utilidad solo facilitar la colocación y extracción de la misma; el cual debe quedar para abajo. Si sentimos que el piquito nos molesta o roza significa que no está bien colocada, por lo que hay que introducirla unos milímetros más. La idea es que la copa almacene la sangre perdida y luego esta sangre se tira al inodoro.

Una buena forma de habituarse a usar una copa menstrual es practicar cuando no se está en el período menstrual, para que cuando llegue el día estemos muy hábiles.

Lo bueno de la copa menstrual es que es muy higiénica. Dentro de la copa cae la sangre perdida, se retira (siempre por el piquito), debemos vaciarla, lavar y volverse a poner. Luego de terminado el período, se lava bien con jabón y agua y es altamente recomendable esterilizarla hirviendola durante 5 minutos. En la siguiente menstruación puede volver a usarse.

Hay copas menstruales de latex y silicona. Las más recomendables son las de silicona porque es más higiénica y puede durar hasta 10 años, lo que significa que te ahorrarías mucho dinero que gastarías en toallitas o tampones. El costo de la copa menstrual es de alrededor de 150 USD pero si tenemos en cuenta que dura 10 años y que en toda nuestra vida usamos alrededor de 10 mil toallitas, veremos que es una inversión bastante rentable. Otro punto a favor es que es ecológica… ten en cuenta la cantidad de residuos que evitas.

Si has usado este sistema te invitamos a dejar un comentario, nos encantaría conocer tu opinión y experiencia.




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Mujeres ejecutivas: el secreto del éxito (1° Parte)
Ortorexia, trastorno alimentario
Cuidar la espalda: recomendaciones y ejercicios posturales

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Copa menstrual: novedoso método para mantener tu higiene

No utilices este medio para hacer spam, gracias!