Home » Estilo de vida » Meditación: ejercicios para el bienestar cotidiano (II). Los Mantras

Meditación: ejercicios para el bienestar cotidiano (II). Los Mantras

 “No nos bañamos dos veces en el mismo río”, decía Heráclito de Éfeso, pensando en la paradoja de lo que cambia y de lo que permanece igual. En el transcurso del día nuestro ánimo puede variar, pasar de la calma a la turbulencia o la inquietud. Así también, hay jornadas en que nos sentimos conectadas con el entorno, y días en que estamos dispersas.

Los Mantras nos ayudan en aquellos momentos de tensión, para aquietar las aguas.

Meditación: ejercicios para el bienestar cotidiano (II). Los Mantras

En la nota (I) sobre meditación hicimos una práctica para lograr Pratyahara, es decir, destrabar el bloqueo que proviene del exterior. En esta oportunidad, brindaremos un ejercicio para lograr Darhana, que ayuda a la mente a no desgastar energía, a hacer foco en lo importante, con el fin de ampliar los horizontes de la conciencia.

Qué es un Mantra

En su etimología, Mantra se relaciona con la idea de liberar la mente. ¿Liberarla de qué? La filosofía de Oriente centra la atención en la conciencia individual, por eso, la libertad es con respecto a uno mismo, a las voces y los ecos que nos encierran en un estado de ánimo desagradable, por dar un ejemplo, o en una sensación de angustia.

Cuando tomamos conciencia de que una sensación poco amistosa nos está envolviendo el ánimo, será el momento preciso para entonar o cantar un Mantra.

Los Mantras en sánscrito están configurados de modo tal, que es la vibración de los sonidos emitidos en cada letra, la que nos ayuda a activar ciertos puntos de la mente con efectos benéficos.

La meditación por medio de Mantras consiste en la repetición de una de estas frases -que podemos llamar “energéticas”- durante cierto lapso de tiempo. La prolongación de la entonación varía según el Mantra. Asimismo, el Mantra que ha sido recitado muchas veces se internaliza, pudiendo ser invocado en cualquier momento, sin necesidad de emplear la voz.

El objetivo de esta práctica meditativa no es captar el sentido de la frase, sino que la misma se repite sólo con el fin de vibrar y cambiar la perspectiva de lo que está pasando. El bienestar que se consigue con esta técnica practicada a diario, es más duradero que una carcajada o una píldora. La meditación cumple su objetivo cuando se alcanza el Samadhi, la trascendencia del ego.

El Sonido del Universo: OM

El OM es el sonido primitivo y fundante de todos los demás sonidos. En general, es tan poderoso que sólo se lo entona tres veces cuando se comienza una meditación. Sin embargo, su pronunciación, sonora o internalizada, puede llevarse a cabo, para armonizar, en cualquier momento del día.

Formas de entonar Mantras

  • Inhalar por la nariz, llevar el aire al abdomen y entonar a medida que se despide el aire: verán que la sensación es la de un masaje interno.
  • El Mantra se puede recitar o se puede cantar.
  • Prestar atención a los diferentes lugares por donde transita el aire.

Con estos consejos, podrán iniciarse en estas prácticas tan sanas y liberadoras. A continuación, dejamos un enlace con el Mantra de la Compasión, que invoca la “joya del loto” que habita en el interior de cada uno:

OM MANI PADME HUM




Ver mas notas sobre Estilo de vida

Otras notas que pueden interesarte:

Ejercitarse bailando. 5 disciplinas para mover el cuerpo
Aumenta tu metabolismo descartando hábitos que hacen engordar
Las princesas de Disney y los valores que transmiten

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Meditación: ejercicios para el bienestar cotidiano (II). Los Mantras

No utilices este medio para hacer spam, gracias!