Home » Estilo de vida » Mujeres ejecutivas: el secreto del éxito (1° Parte)

Mujeres ejecutivas: el secreto del éxito (1° Parte)

La prestigiosa revista AméricaEconomía ha realizado un relevamiento de las CEO – acrónimo de “chief executive officer” (traducción literal: oficial ejecutivo en jefe u oficial superior) que designa a la persona con más alta responsabilidad de una organización o corporación – más importantes de América Latina. Para conocer quiénes son, cómo llegaron a donde están y cuáles son las claves del éxito del liderazgo de estas ejecutivas y poderosas mujeres, te presentamos a dos de ellas que se abrieron paso en un mercado netamente masculino: la industria automotriz.

Denise Johnson, Presidenta de General Motors Brasil

Mujeres ejecutivas: el secreto del éxito (1° Parte)


Denise Johnson, estadounidense de 43 años, es ingeniera mecánica, hizo un postgrado de administración en el MIT en Boston, trabajó en las áreas operacionales y de desarrollo de productos con una carreta meteórica en las líneas de producción de la automotriz en Estados Unidos y Canadá. Como si todo esto fuera poco, es madre de tres hijos. Desde julio de 2010 está a cargo de GM en Brasil, siendo la primera mujer en liderar una ensambladora de vehículos en Brasil. Las ventas de GM en Brasil crecieron un 10,4% el año pasado, con lo que conquistó un 20% del mercado brasileño. Todos en GM coincidieron en que su preparación polifacética es crucial para un cargo que requiere habilidades en todos los planos.

Grace Lieblein, Directora General de General Motors México

Esta ingeniera industrial nacida en Los Ángeles, California, de padre cubano y madre nicaragüense, lleva a General Motors como herencia genética. Su padre trabajaba en una planta de ensamblaje en California y la convenció de estudiar ingeniería industrial en el Instituto General Motors. Ya titulada, ingresó al programa de ergonomía de Oldsmobile. Con una maestría en la Universidad Estatal de Michigan, ocupó diversos puestos dentro de la compañía. Pero su carrera dio un giro cuando aceptó un cargo al que nadie más se hubiera atrevido: No sólo se hacía cargo de una empresa colosal (está en el lugar 32 en el ránking de Las 500 Mayores Empresas de América Latina de AméricaEconomía) en un sector tradicionalmente masculino. Además, General Motors se acogía en Estados Unidos a las leyes de bancarrota y las ventas caían en picada debido a la recesión. Lieblein debió tomar las riendas con mano firme. La prioridad absoluta ha sido superar la crisis. Gracias a una reestructuración de la producción y una creciente diversificación de mercados, en 2010 finalmente la empresa se estabilizó bajo su mando y empezó a crecer nuevamente. “Creo que la clave para crecer en una compañía es estar enfocada en tus metas y comprometerte con las prioridades de la empresa”, sintetiza Lieblein.




Ver mas notas sobre Estilo de vida

Otras notas que pueden interesarte:

Mujeres ejecutivas: el secreto del éxito (2° parte)
Los diez alimentos que te hacen feliz
Aumenta tu metabolismo descartando hábitos que hacen engordar

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Mujeres ejecutivas: el secreto del éxito (1° Parte)

No utilices este medio para hacer spam, gracias!