Home » Estilo de vida, Piel » Tatuajes de Henna: técnica y precauciones

Tatuajes de Henna: técnica y precauciones

Los tatuajes son una moda, y sin dudas que es muy sensual lucir en determinadas partes del cuerpo una imagen en tinta oscura, como escote, hombro, espalda, tobillo, abdomen, cuello.

Quienes no se atreven a los tatuajes definitivos, encuentran en los tatuajes de Henna una alternativa temporaria y segura, aprendamos sobre las técnicas y precauciones que hay que tener.

Tatuajes de Henna: técnica y precauciones

Estos tatuajes no penetran la epidermis así que los riesgos son mínimos, su aplicación es totalmente indolora, y suelen desaparecer paulatinamente en el lapso de una a dos semanas – poco más o poco menos de acuerdo a las características de cada piel. Se realizan con una tinta a base de henna, planta conocida científicamente como lawsonia inermis, de flores blancas y originaria de África y países del Medio Oriente. La tinta se produce a partir de recolectar las hojas, secarlas y triturarlas.

En muchos lugares hay verdaderos artistas que plasmarán en tu piel el diseño que te guste, lo ideal es ir con ellos si quieres lucir un tatuaje de henna. Pero si te animas a hacerlo en casa, o tienes un amigo habilidoso que puede dibujar en tu piel, es posible. Puedes comprar el polvo de henna en herboristerías, tamizarlo bien, mezclarlo con una mínima cantidad de azúcar, y diluirlo con un poquito de jugo de limón y de té o café bien cargado y caliente. Si consigues aceite esencial de eucaliptos apropiados para la piel – no los que se usan para hornillos aromatizadores – agrega también unas gotas.

 

Cubrir con papel film y dejar reposar de 24 a 48 horas. Se aplica con un cono de papel manteca o plástico, también puedes utilizar bolsas para freezer, de manera similar a lo que hacen las personas que decoran en repostería. Con eso, dibujarás sobre la piel.

Hay que cuidar el tatuaje unas horas para que se seque, cubriendo con un plástico.

Cabe señalar que hay que tener cuidado con los tatuajes de henna, ya que en algunos lugares lo adulteran para darle más brillo y durabilidad. Es que el henna natural no es completamente negro, de hecho tiene un tinte ligeramente rojizo, y eso varía en función de la piel en la que se aplica. Para hacerlo más oscuro y brillante, en algunos lugares lo mezclan con colorantes como la p-fenilendiamina o PPD, que está prohibido por sus reacciones sobre la piel.

Es habitual en las playas que se encuentren estos henna adulterados, ya que ninguna persona está dispuesta a permanecer en sus vacaciones hasta cuatro horas sin moverse ni mojarse para que el tatuaje seque, es por ello que se utiliza esta composición para que esté listo en minutos.

Las consecuencias de utilizar PPD en la piel pueden ser varias: ampollas, reacciones alérgicas, manchas, picazón, irritación y en algunos casos – los menos – decoloración y cicatrices en la piel.

La henna natural es fácilmente identificable por su color marrón verdoso, al apliarse en la piel se ve de un color castaño rojizo, la henna adulterada es negra azabache. Otra forma de averiguar si se usó un producto adulterado, es por la duración, ya que si se usó PPD puede llegar a durar un mes o más.

Por eso, te sugerimos que si te decides por un tatuaje de henna, priorices la calidad del producto, asistiendo a un sitio reconocido o haciéndolo tú mismo con productos de comprobada calidad.




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Piel

Otras notas que pueden interesarte:

Tratamientos para deshacerse de las manchas en la piel
Infección en piercing: cuidados, higiene y tratamiento
Combinaciones de alimentos que son desfavorables (I)

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Tatuajes de Henna: técnica y precauciones

No utilices este medio para hacer spam, gracias!