Home » Maquillaje » Base de maquillaje: cómo aplicarla en verano

Base de maquillaje: cómo aplicarla en verano

El verano tiene cosas que nos encantan, como tomar sol, estar bronceadas, la comodidad en el vestir, las comidas ligeras, la playa… Pero también, las temperaturas elevadas, el contacto con los rayos ultravioletas y el sudor hacen que la piel no luzca tan perfecta como en invierno, que es cuando podemos estar horas con el maquillaje intacto.

Para aplicar una base que cubra y que dure, les recomendamos seguir los siguientes consejos.

Base de maquillaje: cómo aplicarla en verano

Paso Uno: exfoliar e hidratar

Este primer paso tiene que ver con la preparación cotidiana. Y si nos preparamos para un evento, debemos ayudar a que el día que nos importa la piel se encuentre hidratada y con un aspecto luminoso. Para ello hay que considerar, antes que nada, la exfoliación. Lo mejor es exfoliar dos veces por semana, ni más ni menos.

Otro factor que se relaciona con el cuidado diario es la hidratación. No solamente debemos beber entre dos y tres litros de agua diarios, sino que además conviene aplicarnos crema hidratante cada noche antes de acostarnos. En el caso de prepararnos para un evento especial, lo mejor, es un día antes, hacernos una buena mascarilla de hidratación. Esto hará que la base se adapte mejor a la piel.

Paso Dos: seleccionar el tono

Es lógico que en verano, si somos de bronceado fácil, la base que usamos en invierno nos resulte demasiado clara. El tono de la base es crucial a la hora de lograr que la piel se vea naturalmente tersa.

Para comprobar que un color es nuestro color, la única manera es aplicar el polvo o la crema de base en la mejilla y verificar la correspondencia con nuestra tonalidad.

Paso Tres: el corrector

Este paso es tan importante como cualquiera de los otros. No podemos dejar de cubrir ojeras, manchas, granitos, ni cualquier irregularidad que nos encontremos. En este caso, es probable que debamos también cambiar el tono por uno más subido. Todas sabemos qué mal que se ve cuando el corrector es demasiado claro y no se funde con la base. Si bien es siempre más claro que la piel, en verano tenemos que usar uno que no sea imposible de disimular.

Paso Cuatro: aplicar la base

En verano es conveniente usar bases de texturas livianas, siendo las de polvo compacto, posiblemente, la mejor opción. Debemos comenzar con la llamada zona T para continuar distribuyendo el producto hacia los lados mediante movimientos envolventes. Nunca hay que cargar mucho la almohadilla, ya que después será más difícil emparejar el total del rostro.

En este punto hay que hacer una aclaración para las que no han tomado sol y que no quieren verse pálidas mientras todas las demás están espléndidas. Evitar el look Morticia es sencillo gracias a los polvos bronceadores que se colocan arriba de la base con ayuda de una buena brocha. Este cosmético se difumina desde los pómulos, y para darle un efecto más natural, se lo coloca emulando el efecto solar, es decir, haciendo que las mejillas resalten un poco.




Ver mas notas sobre Maquillaje

Otras notas que pueden interesarte:

Innovación en fondos de maquillaje
Maquillaje permanente para ojos
Uñas opacas: tendencia para el otoño invierno 2011 2012

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Base de maquillaje: cómo aplicarla en verano

No utilices este medio para hacer spam, gracias!