Home » Dietas, Nutricion, Salud Integral » Alimentos light: mitos y realidades

Alimentos light: mitos y realidades

En la actualidad, la oferta de alimentos Light o “bajas calorías” es casi tan amplia como la de los regulares. Es posible encontrar desde los clásicos lácteos como leche descremada, yogures y quesos hasta indulgentes postres, flanes y chocolates.

Pero la realidad es que a veces estos alimentos no son nada inocentes. La reducción calórica es en muchos casos mínima, y a costa de la adición de compuestos químicos nada saludables. Por ello, veamos algunos mitos y verdades de los alimentos Light.

Alimentos light: mitos y realidades

Cada país tiene su propio Código Alimentario que autoriza a utilizar determinadas denominaciones para este tipo de alimentos, en los que las más comunes son: leve, ligero, bajo, pobre, bajo contenido, light, low, muy bajo, very low, libre, sin, cero, no contiene, exento, zero, free, sin adición.

Pero además, no todas las calorías son iguales. Los especialistas aseguran que – por citar un ejemplo – un gramo de hidratos de carbono forma más grasa que un gramo de grasa en los alimentos. De allí que pretender comer sano para perder o mantener el peso debe realizarse con el asesoramiento de un nutricionista.

Otro error frecuente de los consumidores al leer la información nutricional es confundir las calorías y otros valores que se dan cada 100 gramos, con los de la porción, medida que puede variar muchísimo: una cucharada, cierta cantidad expresada en gramos, determinado número de unidades, entre otros valores. Es así como esto también debe ser tenido en cuenta.

También hay que considerar que lo “Light” a veces considera otros factores, por ejemplo, reducción de sodio pero igual cantidad de grasas, razón por la cual ningún alimento puede comerse a discreción, siempre hay que servirse una porción controlada. Comer del envase en el que viene el alimento suele terminar en un exceso incontrolable. No existe alimento procesado que se pueda comer sin límite. En realidad, salvo frutas y verduras – no todas – en la alimentación todo debe estar en su justa medida.

Pero también hay que considerar que cuando se le quita el contenido graso a un alimento, se lo compensa con químicos como los espesantes y realzadores de sabor, que suelen inflamar los intestinos y provocar a largo plazo otros efectos indeseados. Muchas personas desconocen que la causa de su malestar digestivo se debe a que consumen regularmente estos alimentos alterados químicamente.

En cuanto a los edulcorantes, hay mucha polémica. No pocos estudios científicos respaldan lo dañinos que son para el organismo. Algunos de ellos son sucralosa, stevia, aspartame, acesulfame, sacarina y ciclamato. No se debe abusar de ellos bajo ningún punto de vista, y ello teniendo en cuenta la cantidad que consumimos en los alimentos que ya los traen de fábrica y lo que agregamos en casa, por ejemplo al café. La stevia es un endulzante natural sin calorías y en todos los casos, es el más saludable. Ocurre que el edulcorante no aporta glucosa, lo que nos lleva a que el organismo incremente la demanda, y es fácil comenzar a agregar cada vez más a lo que comemos. Una vez más, es necesaria la moderación y siempre que sea posible, elegir lo natural. En personas con peso saludable y que practican algo de ejercicio, una pequeña cantidad de miel o azúcar orgánica no variarán demasiado sus calorías diarias y serán mucho más nutritivas.

Es que en general, siempre que se opte por alimentos orgánicos y naturales, poco o nada procesados, se estará aportando mucho a la salud, además de al simple mantenimiento del peso.




Ver mas notas sobre Dietas, Nutricion, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Infecciones por micoplasmas, ETS muy contagiosas
Prevenir el alzhéimer y promover la lucidez mental con lectura y desarrollo intelectual
Formas y alimentos saludables de aumentar de peso y masa muscular

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Alimentos light: mitos y realidades

No utilices este medio para hacer spam, gracias!