Home » Estilo de vida, Nutricion, Salud Integral » Comer sano: ¿es posible evitar los conservantes y aditivos químicos en la dieta?

Comer sano: ¿es posible evitar los conservantes y aditivos químicos en la dieta?

El comer sano se ha transformado en una elección para muchas personas que buscan mejorar su calidad de vida a través del consumo de productos naturales. Sin embargo, a veces resulta difícil cumplir con este objetivo, sobretodo si debemos hacer nuestras compras en el supermercado, donde por lo general se ofrecen productos envasados en los que se utilizan sustancias químicas para conservarlos frescos. ¿Son nocivos estos conservantes? ¿Podemos eludir su consumo?

En los últimos días estuvo circulando en Internet el documental Food Matters –La comida importa- que indaga sobre la incidencia en la salud de los químicos presentes tanto en el momento de sembrar y cosechar las verduras y frutas, como en los añadidos a las comidas de producción masiva.

Comer sano: ¿es posible evitar los conservantes y aditivos químicos en la dieta?

Somos lo que comemos

Así dice el famoso refrán. Si queremos comer sano, debemos replantearnos el consumo de todas esas tentadoras ofertas envasadas en latas, en bolsas de aluminio, y en envases plásticos: salsas listas para servir, papas fritas con sabor a pollo al puerro, hamburguesas rellenas de queso y verduras, productos congelados que sólo requieren de un golpe de microondas, y la lista sigue y sigue.

El problema de los aditivos químicos radica en que se los emplea de manera excesiva en el 85% de los alimentos que se expenden en las grandes cadenas comerciales. A su vez, se cree que los mismos suman un total de 5000 sustancias distintas, necesarias para conservar el sabor, el olor, la textura, el color y demás cualidades del producto en sí.

Cambio de hábitos

No es sencillo cambiar los hábitos alimenticios. Por empezar, muchos de los aditivos químicos que se emplean en la comida provocan adicción. Esto es un problema del que hay que tomar conciencia, ya que por esta causa los alimentos naturales nos parecen muchas veces desabridos, al faltarles el colorante, el saborizante, el edulcorante, etc.

A su vez, suele pasar que cuando creemos estar comprando un producto saludable, en realidad nos enteramos de que esos nutrientes publicitados en los envases son también obra de un laboratorio. Si a esto le sumamos la cuestionable salubridad de los transgénicos, resultará que los supermercados en general son muy poco propicios para la alimentación sana.

Otro tema a la hora de pensar en cambiar hacia una dieta natural es el encarecimiento de los productos que realmente nos garantizan un proceso confiable y fresco. Por ejemplo, no es lo mismo comprar un aceite de oliva de primera prensión en frío, que un aceite de girasol extraído de la góndola del súper. Los costos son muy diferentes.

La respuesta a si es posible evitar los aditivos químicos y los conservantes es, como se ve, compleja, y cada quien deberá buscar su propio equilibrio de acuerdo a sus posibilidades. Quizás, tomando conciencia, las cosas comiencen a cambiar para todos.

 




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Nutricion, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Una medicina natural: el poder curativo de las frutas
Suplementos nutricionales: ¿Qué son los nutraceúticos y cómo funcionan?
Té verde: poderoso antioxidante para la piel

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

2 Comentarios»

Deja tu comentario en Comer sano: ¿es posible evitar los conservantes y aditivos químicos en la dieta?

No utilices este medio para hacer spam, gracias!