Home » Estilo de vida, Nutricion, Salud Integral » Dietas pensadas para el trabajo y la rutina de cada mujer

Dietas pensadas para el trabajo y la rutina de cada mujer

Las ocupaciones cotidianas a veces nos hacen descuidar la calidad y cantidad de nuestra alimentación. Ya sea que nos inclinemos al exceso o a la insuficiencia, el cuerpo responderá con malestares más o menos notorios, malestares que podemos prevenir si llevamos un control regular de lo que ingerimos de acuerdo a la actividad física implicada diariamente.

Lo primero que debemos saber es que la alimentación debe ser variada cualquiera sea el grado de dinamismo o quietud al que estemos acostumbradas. Es mucho más probable que evitemos el estrés, el cansancio crónico, el sueño, el desgano, si contemplamos algunas pautas básicas a la hora de comer. A continuación, ofrecemos varias opciones para cada rutina.

Dietas pensadas para el trabajo y la rutina de cada mujer

Actividad sedentaria

No sólo corresponde a quienes pasan entre seis y ocho horas sentadas, sino también a aquellas mujeres se trasladan en vehículos, usan ascensor en lugar de escaleras, y no consiguen hacerse un tiempo para el gimnasio o la caminata por el parque. En este caso se sugieren los siguientes menús:

Desayuno y merienda:

  • Lácteos (leche, yogur, quesos), cereales, frutas, mermelada.

Almuerzo y cena: (Alternar las opciones durante la semana.

  • Verduras en crudas y/o cocinadas, pastas, garbanzos.
  • Vegetales, arroz, frutos secos, arvejas, pan integral, pan blanco.
  • Pescado (3 veces por semana), hortalizas, cereales, huevo (hasta 3 por semana), legumbres.

Postre: (una u otra opción)

  • Frutas de estación (al natural, en compota, en almíbar).
  • Flan

Condimentos y platos eventuales:

  • Aceite de oliva, girasol, margarina.
  • Carne de pollo, de vaca, (1 o 2 veces por semana), frutos secos, crema de leche.

Bebidas:

  • Agua (2 litros diarios, incluyendo un vaso en ayunas)
  • Caldos
  • Jugos frutales

Actividad de gran exigencia

Se incluyen en esta categoría las mujeres que pasan la mayor parte del tiempo en movimiento, o en trabajos de mucha responsabilidad, como el cuidado de personas, maestras de escuela, y ejecutivas de puestos elevados. También pueden seguir estos consejos las que realizan deportes, danza, ciclismo o aerobics con regularidad diaria. A su vez, los horarios discontinuados, u horarios nocturnos, requieren una especial atención en la dieta cotidiana. La palabra clave aquí es generar y conservar la energía:

Desayuno:

Lácteos (yogur, queso, leche), 3 rodajas de pan tostado, frutas, abundante cereal.

Media mañana y media tarde: (una u otra opción)

  • 3 rodajas de pan untado con miel
  • 1 Banana
  • Yogurt, pan, miel o mermelada.

Almuerzo: (una u otra opción)

  • Legumbres, vegetales, arroz, queso, atún, pan.
  • Hortalizas, pan blanco o integral, queso.
  • Pastas, ensalada multicolor, frutos secos, pan integral o blanco.

Postres:

  • Frutas de temporada (al natural, en almíbar)
  • Flan
  • Postres lácteos

Condimentos y platos eventuales:

  • Aceite de oliva, semillas de sésamo y girasol, aceite de maíz.
  • Huevo: 3 veces por semana.
  • Carne de vaca y pollo: 3 veces por semana.
  • Pescado: 3 veces por semana.




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Nutricion, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Terapia fotodinámica para eliminar cicatrices de acné
Como cuidar los juanetes y evitar que causen dolor
Manicura de uñas de gel, problemas y cómo evitarlos

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Dietas pensadas para el trabajo y la rutina de cada mujer

No utilices este medio para hacer spam, gracias!