Home » Estilo de vida, Nutricion » Leche de almendras: una alternativa liviana para el verano

Leche de almendras: una alternativa liviana para el verano

Las altas temperaturas hacen que el cuerpo nos pida alimentos de fácil digestión pero que no dejen de ser nutritivos. La leche de almendras no sólo es muy rica en su sabor, sino que también aporta altos valores alimenticios. Por otra parte, quienes no toleran la lactosa, y los celíacos, encuentran en esta una de las opciones más recomendables a la hora de sustituir la leche de vaca en alimentación vegana sin perder el componente de calcio.

Les contamos cuáles son las cualidades de la leche de almendras y, de paso, dejamos la receta para aquellas que gustan de hacer todo casero.

Leche de almendras: una alternativa liviana para el verano

Nutrientes de la leche de almendras

Los factores que hacen de la leche de almendras una opción para estar livianas en el verano sin perder ningún nutriente de los que abundan en invierno son los siguientes (por cada litro que bebamos):

  • 5 gr. de fibra dietética
  • 85% de fibra insoluble
  • 14% de fibra soluble. Este porcentaje simplifica el proceso digestivo al intestino, regulando la capacidad de absorber los azúcares.

Lo que nos mantendrá con los niveles de energía en su lugar son estos elementos:

  • 13 gr. de proteínas. Estas proteínas, si bien no son equivalentes a la de la leche vacuna o animal, sí están en condiciones de complementar una dieta a la que luego se añada huevos o algún otro producto proteínico.
  • 10,5 gr. de lípidos. Especialmente en ácido linoleico. Esta propiedad la tornan un buen recurso para mantener la tonicidad muscular y la elasticidad de la piel. Además, el aporte de ácido oleico colabora en la prevención y disminución de colesterol, impidiendo el desarrollo de problemas cardíacos.
  • 200 mg. de calcio
  • 220 mg de fósforo
  • 200 mg de potasio
  • 55 mg de magnesio
  • Vitaminas A, E, B1, B2

Receta de leche de almendras

En los bosques medievales, donde los almendros crecen espontáneamente, la leche de almendras era un sustituto de la leche animal en épocas de cuaresma. La receta que aquí proporcionamos es la misma de entonces:

Ingredientes:

1 taza de almendras

1 litro de agua

  • Poner las almendras en remojo, dejarlas ocho horas. Al cabo de este tiempo se les saldrá la piel por sí sola.
  • Colar conservando el agua y licuar.
  • Volver a colar antes de servir. Se recomienda un colador de tela.
  • No necesita azúcar, ya que es dulce, pero se le puede agregar un poco si se desea.

Este preparado se puede degustar como refrigerio, se puede agregar a postres y a las más surtidas recetas. Si bien nosotras sugerimos la elaboración casera, no falta en el mercado la oferta de leche de almendras envasada.




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Nutricion

Otras notas que pueden interesarte:

Sexys y hermosas: Modelos talla XL
Los beneficios de consumir frutos secos
Vigorexia, adicción al ejercicio

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Leche de almendras: una alternativa liviana para el verano

No utilices este medio para hacer spam, gracias!