Home » Nutricion, Salud Integral » Leche sin lactosa: quiénes la consumen y por qué

Leche sin lactosa: quiénes la consumen y por qué

Es frecuente que asociemos todo lo que sea ” sacar” –en este caso, sacar lactosa a la leche- con adelgazar. Bueno, para ir despejando dudas, la leche sin lactosa no es un producto pensado para hacer régimen, sino que se  elabora exclusivamente para aquellos que no toleran esta propiedad esencial de la leche de origen animal. ¿Qué es exactamente lo que padece alguien intolerante a la lactosa? ¿Cómo se puede saber si el cuerpo rechaza este compuesto natural?

La lactosa de la leche es un disacárido, es decir, una sustancia que contiene azúcar. Cada molécula hidrosoluble de lactosa se divide a su vez en glucosa y en galactosa. Como cada sustancia que entra al organismo debe ser asimilada por alguna reacción química y física, así también la lactosa, al llegar al sistema digestivo, se encuentra con que la esperan las ciertas enzimas: las lactasas.

Leche sin lactosa: quiénes la consumen y por qué


Esta enzima recupera cada uno de los compuestos moleculares de la lactosa, de modo que el intestino pueda absorberlos. Si el cuerpo no posee lactasa, o la posee en escasa cantidad, esta sustancia láctea no será digerida, provocando molestias gastrointestinales bastante incómodas.

¿Qué es la leche sin lactosa?

La leche nos aporta un conjunto nutricional estupendo. Con un consumo diario de leche sabemos que tenemos cubierta gran parte de la cuota de proteínas, minerales –especialmente el calcio para los huesos- y vitaminas A, C, y B. Su contenido de azúcares y grasas proporcionan energía, aún cuando las leches descremadas sólo conserven el 3 % de su valor graso.

Las personas con intolerancia a la lactosa podrían muy bien dejar de ingerir este alimento, si su presencia en el organismo no fuese tan nutritiva. Por ello, la industria láctea intervino ideando un sistema por medio del cual se introduce en la leche la enzima de la cual carece el cuerpo, es decir, la lactasa.

Gracias a este procedimiento, la lactosa se desgaja en sus dos componentes –glucosa y galactosa- antes de ingresar al organismo. Esto hace que el intestino digiera sin inconvenientes estos azúcares. En cuanto a las calorías, la leche no pierde su tenor graso en este proceso, por lo que aquellos que busquen disminuir el consumo de lactosa y de grasas, deben apostar por la leche sin lactosa descremada.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

En primero lugar, esto lo dictaminará un médico. En general, se asocia esta insuficiencia enzimática a factores genéticos. Por ejemplo, en países como China, y en muchos de África, la población carece de la enzima lactasa, ya que históricamente sus culturas no incluyeron la leche a la dieta.

Por otra parte, la frecuencia de ingerir ciertas medicaciones, así como una nutrición deficiente, pueden desestabilizar la presencia de lactasa en el sistema digestivo. En estos casos, es probable que los médicos prescriban leche sin lactosa a sus pacientes.




Ver mas notas sobre Nutricion, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

¿Adelgazar durmiendo?
Los alimentos y su relación con el estado de ánimo
Piercings: curaciones y productos cicatrizantes (II)

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Leche sin lactosa: quiénes la consumen y por qué

No utilices este medio para hacer spam, gracias!