Home » Cremas, Cuidado Facial, Piel » Diferencias y similitudes entre Hidratación y Humectación de la piel

Diferencias y similitudes entre Hidratación y Humectación de la piel

Cuando por fin nos decidimos a usar cremas para cuidar la piel, nos encontramos con estas dos opciones que suenan tan parecido que muchas veces hasta confunden. Suenan parecido porque las dos palabras nos remiten al agua, a la humedad, y a veces llevamos cualquiera de las dos cremas creyendo que las son la misma cosa, o llevamos una de cada una, por las dudas, porque sabemos que la belleza de la piel depende de una adecuada conservación del agua. Pero hidratar la piel no es lo mismo que humectarla, aunque los efectos que se busquen sean, en definitiva, los mismos.

La humectación es un proceso externo, al contrario que la hidratación. En las cremas, esto se traduce en las texturas. Si nos fijamos bien, las humectantes van a ser más espesas y las otras más ligeras, más líquidas.

Diferencias y similitudes entre Hidratación y Humectación de la piel

La Humectación y las cremas de acción superficial

La humectación se realiza desde el exterior cuando las pieles aún son jóvenes. Es decir, cuando aún no se necesitan factores ajenos al propio cuerpo para que la piel tenga niveladas las proporciones de agua necesarias para conservar su elasticidad y su tersura.

Lo que hace la humectación es colaborar en que la piel atraiga la humedad que necesita de el exterior. Por eso, los ingredientes van a ser siempre, básicamente, agua y aceite (propilenglicol, glicerina, etc.). Antes de adquirir una crema humectante, sólo hay que prestar atención al tipo de piel de cada una.

  • Piel grasa: mayor presencia de agua.
  • Piel seca: mayor presencia de aceite.

La Hidratación y las cremas de acción profunda

En el cuerpo, la sangre aporta a las células de la piel, a la par de oxígeno y nutrientes, el agua requerida diariamente para la firmeza de los tejidos. Con los años, la piel pierde la capacidad de conservar el agua recibida, a la vez que el proceso metabólico interno se hace más lento.

Según los cosmetólogos, hay que comenzar a cuidar la piel diariamente con humectantes desde los 25 años, y, si la piel es muy seca, pasar directamente al uso de hidratantes como base de cualquier maquillaje.

En cambio, si la piel es normal y no se observan signos de sequedad, es desde los 30 años que la crema hidratante debe ser una compañera de las aventuras del día a día.

Las cremas hidratantes contienen nutrientes complejos, principios activos como por ejemplo urea, aminoácidos o colágeno. El objetivo de estos ingredientes es influir en el proceso interno de las células, ayudando a retener el agua de los tejidos.

Hasta ahora vimos las diferencias. La similitud es que los dos procesos hacen al buen aspecto de la piel. Pero las cremas solas no hacen milagros si no las acompañamos con una dieta rica en vitaminas. Beber dos litros de agua por día es uno de los mejores favores que podemos hacerle a nuestra piel.




Ver mas notas sobre Cremas, Cuidado Facial, Piel

Otras notas que pueden interesarte:

Productos para cerrar los poros dilatados
Peeling ultrasónico para cutis con imperfecciones
Atrapa el sol en tu piel con Protège Expert de L´Bel

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Diferencias y similitudes entre Hidratación y Humectación de la piel

No utilices este medio para hacer spam, gracias!