Home » Piel, Salud Integral » Piercings: curaciones y productos cicatrizantes

Piercings: curaciones y productos cicatrizantes

Es cierto que los piercings hoy día son más comunes que nunca, pero no por ello hay que tomar la perforación a la ligera como si se tratara de algo inofensivo.

Es muy importante tener ciertas precauciones y realizar los cuidados, curaciones y limpieza adecuados para evitar los riesgos que son capaces de acarrear estos aros en el cuerpo.

Piercings: curaciones y productos cicatrizantes

piercing

Limpieza y curaciones

Para limpiar el piercing hasta que se cicatrice completamente hay que emplear una o ambas de las siguientes soluciones:

  • Solución salina estéril o mezcla de sal marina no yodada elaborada con agua destilada o embotellada.
  • Jabón germicida, preferiblemente antimicrobiano y sin perfume.

Antes de limpiar el piercing hay que lavarse bien las manos, después sumergir la zona con solución salida por cinco a diez minutos una vez o más por día (coloca una taza llena del líquido tibio sobre donde tienes el aro, o sumerge esta parte del cuerpo en ella).

Para ciertos piercings puede ser más fácil el aplicar la solución con una gasa limpia o toallas de papel embebidas. Seguidamente se enjuaga bien la zona para quitar cualquier residuo.

El jabón se usa no más de una vez o dos veces al día, y no hay que dejarlo más de treinta segundos en la zona perforada. Nuevamente hay que enjuagar a fondo.

Es importante el secado, este se realiza con golpecitos suaves con papel desechable ya que las toallas pueden contener bacterias.

Para evitar daños en el epitelio, nunca hay que aplicar en la zona donde está el piercing:

  • Iodopovidona
  • Clorhexidina
  • Alcohol
  • Agua oxigenada
  • Jabones fuertes

Es importante evitar los ungüentos ya que impiden la circulación de aire necesaria, así como los productos con cloruro de benzalconio porque no están diseñados para el cuidado de heridas a largo plazo.

Cabe destacar que un exceso de limpieza también es perjudicial ya que puede retrasar la curación e irritar la perforación. Hay que tener cuidado con los golpes en la zona, la fricción de la ropa, la transpiración excesiva, y jugar con el piercing porque pueden causar cicatrices e infecciones.

Precauciones importantes:

  • Evitar contacto oral y con los fluidos corporales de otras personas durante la curación.
  • Controlar el estrés y no emplear drogas recreativas, incluyendo el exceso de cafeína, nicotina y alcohol.
  • No es conveniente acudir a lagos, piscinas, jacuzzis, etc. Y en caso de no ser posible, cubrir la herida con selladores impermeables disponibles en la mayoría de las farmacias.

En un post siguiente veremos más acerca de los Piercings: curaciones y productos cicatrizantes. Estate atenta!




Ver mas notas sobre Piel, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Trucos caseros para deshacernos de las cicatrices
Cómo tratar los molestos juanetes
Cómo evitar los antojos y ansiedad del síndrome pre menstrual (II)

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Piercings: curaciones y productos cicatrizantes

No utilices este medio para hacer spam, gracias!