Home » Piel, Recetas y Productos Naturales » Sudoración excesiva y mal olor en las axilas: ¿cómo combatirlos?

Sudoración excesiva y mal olor en las axilas: ¿cómo combatirlos?

El sudor es el resultado del proceso natural de refrigeración del cuerpo que conocemos como transpiración. Cuando hacemos un esfuerzo físico, tenemos miedo o excitación, se acelera nuestro ritmo cardíaco y se produce más calor del que necesitamos. Es entonces cuando las glándulas sudoríparas producen sudor para regular la temperatura corporal, y el mal olor se emite cuando ciertos microorganismos actúan en los espacios que se humedecen.

Pero si bien es una función importante de nuestro organismo, cuando el sudor es excesivo o tiene muy mal olor, se vuelve incómodo y desagradable. El mercado ofrece cientos de alternativas de antitranspirantes y desodorantes, diseñados para cada tipo de piel, características del sudor, tipo o color de la vestimenta y tiempos de acción; y también se está implementando bloqueando su funcionamiento. Sin embargo, también existen recetas caseras para deshacernos de estas molestias sin salir de casa ni gastar demasiado dinero.

Sudoración excesiva y mal olor en las axilas: ¿cómo combatirlos?

Para la sudoración excesiva o hiperhidrosis:

  • Aloe vera: en un vaso de agua mezclamos una cucharadita de jugo de esta planta. Bebemos la infusión dos veces al día.
  • Papas: cortamos una papa cruda en rodajas y las colocamos en las axilas, dejándolas actuar unos minutos. Luego las retiramos y esperamos que se seque la piel antes de aplicar el desodorante.

Recetas contra el mal olor en las axilas:

  • Limón: después de ducharnos, pasamos limón sobre las axilas (tengamos cuidado si acabamos de rasurarnos porque puede arder). Los ácidos del limón son muy buenos neutralizando olores.
  • Vinagre y alcohol: mezclamos dos partes de vinagre con una de alcohol y aplicamos en las axilas todas las noches, después de ducharnos.
  • Lechuga: exprimimos algunas hojas de lechuga y usamos su jugo como loción. Lo mismo puede hacerse con rábano, o con tomillo o romero en forma de infusión.
  • Manzana: utilizamos vinagre de manzana como desodorante.
  • Bicarbonato: después de ducharnos y secarnos bien, mezclamos una parte de bicarbonato y otra de talco y espolvoreamos las axilas con ello.

Hay también otros detalles que podemos tener en cuenta para evitar el exceso de transpiración. Por ejemplo, mantener una buena higiene (incluso podemos lavarnos con algún jabón antibacteriano), evitar el consumo de estimulantes (café, cigarrillos, azúcar en cantidad) porque empeoran el olor, cambiar de ropa diariamente (o varias veces al día si se hace necesario), y elegir telas de fibras naturales como el algodón o el lino.

Por María del Mar




Ver mas notas sobre Piel, Recetas y Productos Naturales

Otras notas que pueden interesarte:

Nuevo Jabón en Barra Línea Acné de Neutrógena®
Disimular las primeras canas con recetas y productos naturales
Cuidados diarios para piel con tendencia al acné

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Sudoración excesiva y mal olor en las axilas: ¿cómo combatirlos?

No utilices este medio para hacer spam, gracias!