Home » Dietas, Salud Integral » Comidas de invierno light

Comidas de invierno light

La estación fría del año suele ser la más difícil para mantener el peso, debido a que las bajas temperaturas nos llaman a comer preparaciones calóricas: nada más tentador que un plato bien caliente de algo muy rico, es así que la mayoría sube un par de kilos en esta época.

Si no quieres que te pase eso, y en cambio pretendes pasar el invierno sin engordar, es posible. Es cuestión de revisar las “recetas de la abuela” y adaptarlas un poco a una alimentación más ligera y sana, que además a largo plazo ayuda a evitar problemas de salud como un elevado colesterol, diabetes y otros trastornos metabólicos que se solucionan si nos decidimos a comer sano. Pero en invierno, la saludable ensalada no satisface de la misma forma, aprendamos entonces algunas recetas de platos calientes light.

Comidas de invierno light

Comenzamos por el clásico guiso. Si se evitan los embutidos y carnes demasiado grasosas, en cambio te limitas a prepararlo con verduras salteadas con un poco de rocío vegetal en una buena cacerola antiadherente, y agregas legumbres previamente cocidas – como las lentejas – el resultado final es irresistible, y sin exceso de calorías. Aprovecha para bajar el nivel de sal y en cambio condimentar con cebolla, puerros, ajo, especias y hierbas aromáticas. Y tendrás una enorme fuente de proteínas sanas y vitaminas, como son las legumbres.

De la misma manera, hasta dos veces por semana puedes comer un plato de pasta seca – si es integral, mucho mejor pues sumamos fibras – y prepara una salsa con tomate natural licuado o triturado, condimentado con ajo, cebolla, pimientos rojos, albahaca, orégano, aceite de oliva crudo: elige alguna de estas opciones a gusto, siempre limitando la sal. Agrega un poco de atún al natural o tiras de carne magra o pollo, para sumar proteínas sanas.

Si no tienes tiempo de cocinar y no se te ocurren ideas, simplemente saltea en un wok unas tiras de carne magra o blanco de ave con los vegetales cortados en tiras que más te gusten: cebolla, pimientos de los tres colores, zanahoria, zuchini, brotes de soja, berenjena, brócoli, hongos, granos de choclo, lo que encuentres en tu casa. Condimenta a gusto. Agrega un poco de arroz integral hervido y se convierte en un delicioso rissoto, sin grasas y con carbohidratos de los saludables, además de fibra y muchísimas vitaminas. No sobrecocines los vegetales para aprovechar plenamente los nutrientes.

Si en tu infancia huías de la sopa, es tiempo de darle otra oportunidad, especialmente si las verduras no son el punto fuerte de tu dieta. Hierve en un poco de agua vegetales como puerros, apio, tomate, zuchini o zapallitos redondos, calabaza, zanahoria, choclos, cebolla, papa, espinaca y cualquier vegetal que te parezca que te gustará. Cuando todo esté cocido, simplemente convierte todo en una deliciosa crema con una trituradora de mano, sin colar, por supuesto.

Recuerda no sobrecocinar los vegetales, utilizar poco agua y cocer con tapa para que se no se pierdan tantos nutrientes. La papa y la calabaza son las que dan cremosidad a la preparación, pero también tienen más carbohidratos, así que limita la cantidad, o elige sólo una de ellas. Puedes completar tu sopa crema de vegetales con un poco de leche, queso crema magro, y queso magro cortado en cubitos. Es un reconfortante plato caliente para esos días muy fríos en los que sólo deseas llegar a casa y recuperar el calor corporal. Lo bueno es que es una verdadera “bomba” de nutrientes y las calorías son muy bajas. Condimenta con pimienta, hierbas aromáticas pero con poca sal.




Ver mas notas sobre Dietas, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Fitoterapia contra la Psoriasis
Mitos y verdades de las camillas masajeadoras
Dieta 5.2: el nuevo método para adelgazar de las celebrities

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Comidas de invierno light

No utilices este medio para hacer spam, gracias!