Home » Dietas, Salud Integral » Cómo evitar el efecto rebote: construyendo hábitos para mantenerse en peso

Cómo evitar el efecto rebote: construyendo hábitos para mantenerse en peso

Las subidas y bajadas de peso habituales no traen más que desventajas. La falta de hábitos saludables hace que comamos de forma irregular y que adoptemos costumbres alimenticias dañinas como: saltearnos comidas, hacer dietas restrictivas, para luego darnos atracones. Estos desbalances no hacen más que deteriorar nuestra salud y a la vez generar un círculo vicioso de subidas y bajadas de peso y ánimo constantes. Acá te contamos cual es la forma correcta para bajar de peso, mantenerse y a que daños estamos exponiéndonos con el efecto rebote.

efecto rebote

Cómo evitar el efecto rebote: construyendo hábitos para mantenerse en peso

Forma correcta de perder peso y mantenerlo

  • Hábitos alimenticios permanentes:

Los ajustes de peso deben darse de manera natural como resultado de hábitos saludables, para que podamos mantenerlos en el tiempo. Lo óptimo es ir construyendo un plan alimentario ajustado a las necesidades y gustos de cada persona. Se van reemplazando algunos alimentos por otros, y las cantidades ajustándose de forma gradual. No es sano el apuro porque de esa manera no permitimos que el metabolismo se adapte a la alimentación.

  • Entrenamiento:

Un cuerpo delgado pero flácido y sin forma realmente no tiene mucho sentido. La idea de estar delgados es sentirse sano y esbelto. Es propicio ir ganando masa muscular para dar forma y tonicidad. El ejercicio físico es “la clave”, quemas lípidos por aumento de metabolismo. Así es como podremos mantener una dieta variada y saludable con toda la gama de vitaminas, minerales y proteínas necesarias para un organismo vital, joven y saludable. La ecuación sería: elevar el metabolismo, mantener una nutrición sabrosa y de calidad y perder grasas.

Efectos indeseables del efecto rebote

  • Una dieta que no se ajusta a nuestra vida diaria ni gustos:

Cuando hacemos dietas restrictivas y cambiamos radicalmente alimentos, proporciones y aporte calórico, nuestro cuerpo se desalancea, inevitablemente comenzamos a sentir necesidad, hambre, ansiedad.  Es claro que nuestro metabolismo no está adaptado a las nuevas pautas y sobreviene el estrés.

  • Daños en la piel:

La flacidez y las estrías son daños bastante comunes que sufre la piel con las variaciones de peso. La piel se estira, se encoje a ritmo vertiginoso y es así como no permitimos que se readapte a nuestro nuevo contorno.

  • Pérdida de masa muscular:

Con las dietas radicales, si bien vemos efectos a corto plazo, generamos un efecto invisible muy indeseable, la pérdida de masa muscular. Cuando adelgazamos a ritmo vertiginoso, inevitablemente el cuerpo también cataboliza masa muscular a fin de no perder completamente las reservas energéticas de lípidos. El tema es que al disminuir la masa muscular perdemos forma, firmeza y tonicidad pero también sin saberlo estamos enlentenciendo el metabolismo de nuestro cuerpo. Y lo que es peor aún, la masa muscular no se recupera porque al ser tejido especializado, como lo son también las neuronas, no poseen la capacidad de duplicarse. Así es como el organismo gradualmente gastará menos energía y cada vez costará más perder peso y grasas.

  • Sentimiento de frustración:

Atracones. Desvalorización… no es saludable entrar en ese círculo destructivo. El  efecto rebote no solo genera daños a nivel físico, sino también sentimientos de frustración por no poder alcanzar o bien por perder la meta por la que tanto nos hemos sacrificado. Es por ello que te aliento a construir paso a paso, en bases solidas, cumpliendo con pequeñas pautas que en la sumatoria darán grandes satisfacciones, salud, belleza y bienestar a largo plazo.




Ver mas notas sobre Dietas, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Consejos y tips para dejar de fumar
Omegas 3, 6 y 9: medidas adecuadas para una dieta saludable
Dieta de los carbohidratos lentos para adelgazar

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cómo evitar el efecto rebote: construyendo hábitos para mantenerse en peso

No utilices este medio para hacer spam, gracias!