Home » Dietas, Salud Integral » Drunkorexia: alcoholismo y anorexia

Drunkorexia: alcoholismo y anorexia

La drunkorexia es un trastorno alimentario que conjuga dos peligros para la salud: la anorexia y el alcoholismo. La denominación proviene del término inglés drunk (estar ebrio) y del el sufijo orexia (apetito).

Básicamente, la drunkorexia es no comer o realizar acciones purgatorias, para compensar las calorías que se ingieren por el consumo de bebidas alcohólicas y así evitar el aumento de peso causado por el alcohol. Este trastorno se da mayormente en mujeres jóvenes, que justamente son las que más se preocupan por adelgazar.

Drunkorexia: alcoholismo y anorexia

drunkorexia

La persona que padece de drunkorexia lo que hace, es no comer cuando sabe que va a beber en exceso, o bien intenta apaciguar el hambre con alcohol.

Por ejemplo, una lata de cerveza tiene110 calorías, una copa de vino 80 calorías, y un cóctel en general supera las 200 calorías. Quien tiene drunkorexia va a evitar comer lo equivalente a las calorías que piensa ingerir con las bebidas, ya sea los alimentos de una comida, como los de todo el día.

Sin lugar a dudas que se trata de una tendencia muy grave, sobre todo en el caso de las mujeres ya que su hígado es menos resistente al alcohol que el del varón.
Si una mujer toma lo mismo que un hombre, su sangre absorbe un 30 y un 50% más de alcohol; además el corazón también es más vulnerable.

El espaciar el tiempo entre comidas o evitar ingestas para compensar el alcohol que se ingiere, sólo hace que el estomago expulse violentamente lo que contiene.
El cuerpo no se alimenta, sino que pierde enormes cantidades de potasio y sales, necesarias para la correcta oxigenación sanguínea.

El hambre cuando se combina con alcohol lo que genera es nauseas, vómitos varios e involuntarios, desmayos, riesgo cardíaco e incluso la muerte.

Por si fuera poco, la drunkorexia, al igual que la anorexia, bulimia o vigorexia, tiene severas consecuencias que van desde la desnutrición severa a un daño hepático irreversible.

La drunkorexia es difícil de detectar, quienes la sufren suelen mantenerse en un peso por debajo de lo saludable y suelen esconderse para beber grandes cantidades de alcohol.

Signos de drunkorexia

  • Carácter agresivo y poco afable con la familia y el entorno
  • Al igual que quien tiene anorexia, evita las comidas familiares o acusa que ya ha comido
  • Tos pronunciada
  • Descenso de peso drástico y obsesión con el peso corporal
  • Deterioro de la piel, edema, deshidratación y enrojecimiento del cutis
  • Necesidad de consumir alcohol para relajarse y divertirse




Ver mas notas sobre Dietas, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

La acupuntura, ¿sirve para adelgazar?
La Dieta Cohen, adelgazar sin sufrir
Dieta detox del Dr. Junger: alimentos y el paso a paso

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Drunkorexia: alcoholismo y anorexia

No utilices este medio para hacer spam, gracias!