Home » Dietas, Salud Integral » La dieta Paleo, comer como los cavernícolas (I)

La dieta Paleo, comer como los cavernícolas (I)

La dieta Paleo no es una dieta en el sentido que la mayoría de la gente lo interpreta, sino que es un modo de alimentación más natural y libre de alimentos procesados.

La filosofía de esta alimentación recalca que durante los últimos 200.000 años, los humanos se adaptaron biológicamente para poder digerir mejor los alimentos integrales, frutas, vegetales, carnes, pescados, etc. Pero cuando la agricultura entró en escena, hace unos mil años, las cosas cambiaron.

La dieta Paleo, comer como los cavernícolas (I)

paleo

No hubo tiempo de evolución suficiente como para que los humanos podamos adaptarlos a comer alimentos “modernos” como el trigo, el azúcar, vegetales procesados químicamente y aceites de semillas y otros pertenecientes al período “Neolítico”.

No es una coincidencia que muchas enfermedades de la civilización moderna, incluyendo enfermedades autoinmunes, cardiovasculares, diabetes tipo 2 y la obesidad han crecido junto con la expansión mundial de los alimentos industrializados.

Es por esta razón que el enfoque de la dieta Paleo enfatiza volver a un modo más ancestral de comer. Cabe destacar que no se trata de comer literalmente como el hombre de las cavernas, sino reducir la ingesta de carbohidratos, alimentos procesados, grasas, azucares, etc.

La dieta Paleo insta a priorizar los alimentos integrales, no procesados, ricos en nutrientes. Carnes y huevos provenientes de animales alimentados con pasto, frutos de mar y peces capturados en la naturaleza, frutas, frutos secos y semillas con moderación.

Hay que evitar los alimentos que generan una inflamación sistémica y los granos que contienen gluten, las legumbres, los azúcares y aquellos alimentos “Frankenstein” que se encuentran en casi todos las góndolas del supermercado.

Qué comer en la dieta Paleo

La base de la dieta son las verduras, en segundo lugar está la carne, el pescado y los huevos. Y por último la fruta, los frutos secos, semillas, aceites (oliva o coco), especias y hierbas.

  • Carnes de animales alimentad0s con pasto
  • Pescados y mariscos
  • Frutas frescas
  • Verduras y hortalizas fresca
  • Huevos
  • Nueces
  • Semillas
  • Aceites (oliva, nueces, semillas de lino, nueces de macadamia, aguacate, coco)

En el caso de las verduras, casi todas están incluidas, pero hay que tener cuidado con las que poseen un alto contenido de almidón, como papas, remolachas y calabazas ya que poseen un bajo valor nutricional en comparación con la cantidad de almidones.ñ

Los frutos secos que se pueden ingerir son:

  • Almendras
  • Anacardos
  • Avellanas
  • Pacanas
  • Piñones
  • Semillas de calabaza
  • Semillas de girasol
  • Nueces de macadamia
  • Nueces

Cuidado con los maníes porque no son un fruto seco sino una leguminosa.




Ver mas notas sobre Dietas, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Piercings: precauciones, consejos y cuidados necesarios
Las claves de la dieta antiinflamatoria
Leche sin lactosa: quiénes la consumen y por qué

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en La dieta Paleo, comer como los cavernícolas (I)

No utilices este medio para hacer spam, gracias!