Home » Salud Integral, Terapias » Técnica de drenaje linfático manual

Técnica de drenaje linfático manual

El Drenaje Linfático Manual (DLM) busca la activación de la circulación de la linfa mediante la estimulación de los vasos y ganglios linfáticos, lo que facilita la eliminación del líquido intersticial excedente. Se llama drenaje y no masaje porque sus maniobras no amasan el tejido sino que lo drenan.

La linfa es la que porta sustancias que no son transportadas por el sistema venoso, ella lleva las proteínas, desechos metabólicos, grasas de gran tamaño, fibrinógeno, glóbulos blancos, urea, sustancias extrañas y bacterias.

Técnica de drenaje linfático manual

drenaje

El sistema linfático se encuentra paralelo al circulatorio y lleva la misma dirección que la circulación venosa. Lo primero que hace es tomar la linfa de los tejidos mediante los capilares linfáticos, estos al unirse forman los vasos linfáticos que llevan la linfa hasta los ganglios linfáticos donde es depurada de bacterias y se absorbe una parte del líquido.

Seguidamente la linfa depurada pasa a los vasos linfáticos que tienen su terminación en el punto denominado “términos” que se encuentra en la unión de las venas yugular y subclavia en el cuello. En este momento la linfa pasa a ser parte de la sangre.

Existen diferentes métodos de drenaje linfático manual y los más conocidos son:

  • El método Voder
  • El método Földi
  • El método Leduc

Las maniobras del drenaje linfático manual son suaves y muy delicadas, porque lo que buscan es estimular a la eliminación del exceso de líquido linfático acumulado en la linfa.

La técnica del drenaje linfático manual se basa en hacer llegar a las zonas linfáticas sanas este líquido en las zonas edematizadas. En la sesión hay diferentes puntos importantes:

  • La preparación del paciente con un ambiente tranquilo y confortable
  • Maniobras para preparar a los vasos linfáticos sanos
  • Movimientos de drenaje

Los movimientos importantes son dos: el de evacuación que se enfoca en evacuar la linfa de la zona edematizada hacia los colectores y vasos sanos; y el de captación o de reabsorción, que estimula la penetración de la linfa en los vasos linfáticos en la zona del edema.

La sesión de drenaje linfático manual dura entre 40 a 60 minutos, es normal e importante que al paciente le invadan ganas de ir a evacuar la vejiga, esto es signo de que el drenaje ha sido bien realizado.

En algunos casos es necesario el uso de vendas en los miembros inferiores para crear una contrapresión sobre los tejidos, con el fin de evitar la ultrafiltración de los capilares. El vendaje se usa cuando el linfedema queda blando y ha mermado, por eso es tan importante estabilizarlo con las vendas.

La diferencia entre el drenaje linfático manual y la presoterapia es que las botas solo drenan el drena líquido intersticial y no las proteínas.




Ver mas notas sobre Salud Integral, Terapias

Otras notas que pueden interesarte:

Colon Cleanse o limpieza de colon
Sibutramina para adelgazar
Cuidar la espalda: recomendaciones y ejercicios posturales

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Técnica de drenaje linfático manual

No utilices este medio para hacer spam, gracias!