Home » Terapias » Uso de rayos infrarrojos en estética

Uso de rayos infrarrojos en estética

En estética se usan ampliamente los rayos infrarrojos, solos o en combinación con otros tratamientos para diferentes afecciones, como ser tratamientos anticelulíticos, antiobesidad y para descontracturar la musculatura, entre otros.

Los rayos infrarrojos son los responsables de la sensación de calor que se experimenta en la piel. Esta radiación es electromagnética y se caracteriza por su importante poder térmico, su nombre se debe a que comienza por debajo del color rojo de espectro visible.

Uso de rayos infrarrojos en estética

lampara-infrarrojos

 Los rayos infrarrojos tienen la capacidad de elevar la temperatura y la circulación de la sangre de la zona tratada, por ende estimulan la actividad metabólica de dicho lugar. Ejercen una penetración más superficial que otras terapias, es por esta razón que se los emplea en combinación con otros procedimientos estéticos.

En la termoterapia, la lámpara de infrarrojos es fundamental justamente por su poder térmico. En este caso, se la emplea para tratar la celulitis y adiposidad localizada de una manera muy sencilla, tan solo colocando una lámpara de infrarrojos sobre la zona afectada antes de proceder con los demás tratamientos o masajes.

Otras indicaciones de la lámpara de infrarrojos

  • Relajación muscular, porque quita las contracturas
  • Analgesia en zonas doloridas, tanto de manera superficial como profunda
  • Para acelerar los procesos de cicatrización de heridas gracias al aumento de la circulación de la sangre
  • Para relajación y disminución del estrés, por su efecto sedante.

Las partes del cuerpo en donde se puede aplicar infrarrojos son muslos, nalgas, abdomen, espalda, piernas y brazos.

Es una terapia que prácticamente no tiene contraindicaciones, pero no se la puede usar durante el período menstrual, en personas hipotensas y en quienes padezcan de insuficiencias renales y hepáticas; tampoco en quienes estén pasando por procesos infecciosos o fiebre, heridas abiertas y pieles demasiado sensibles o sin sensibilidad alguna.

Otra ventaja es que los rayos infrarrojos no generan ninguna sensación al paciente más que calor, y son útiles en casos donde es imprescindible un alivio psicosomático. Por último, cabe destacar que como estos rayos pueden quemar la piel, siempre tienen que ser empleados por una persona capacitada.




Ver mas notas sobre Terapias

Otras notas que pueden interesarte:

Tratamiento de lipoescultura
Como se puede eliminar un tatuaje con laser
Lifting con acupuntura

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Uso de rayos infrarrojos en estética

No utilices este medio para hacer spam, gracias!