Home » Cirugía Estética, Tratamientos de Belleza » Aumento de busto sin cirugía con Macrolane

Aumento de busto sin cirugía con Macrolane

Un considerable número de mujeres tiene la intención de tener más pecho en algún momento de su vida o bien mejorarlos luego de la lactancia.

Aunque los riesgos e implicancias de la cirugía e implantes de silicona es lo que desalienta a unas cuantas de ellas.

Aumento de busto sin cirugía con Macrolane

Por ello, dado que Macrolane promete aumento de busto sin cirugía, es una técnica no quirúrgica que es cada vez más elegida.

La reciente polémica mundial con las prótesis de silicona franceses PIP ha reavivado el debate sobre la seguridad de los implantes mamarios. Así, muchas mujeres no están dispuestas a correr ningún riesgo al colocarse un objeto extraño dentro de sus cuerpos.
Macrolane, en cambio, es un gel de ácido hialurónico mucho más seguro para agrandar el busto.

Este gel se puede utilizar para rellenar diferentes partes del cuerpo. Cabe señalar que está hecho a base de ácido hialurónico, un componente natural en el organismo, razón por la cual no hay riesgo de toxicidad, ni de que produzca cáncer u otras enfermedades.

Se trata de un gel de ácido hialurónico de origen no animal, que tiene una composición similar a Restylane, un producto de relleno facial muy usado para mejorar el aspecto de surcos y arrugas. Sin embargo, Macrolane es más denso, lo que hace que no se disperse con facilidad y permanezca mucho más tiempo en la zona de aplicación. Por eso, es mucho mejor para modelado de la silueta en las diferentes zonas del cuerpo.

Otra gran ventaja de Macrolane para el aumento mamario es que se aplica con una técnica mínimamente invasiva, reduciendo considerablemente el tiempo de recuperación, el dolor posterior al procedimiento, las probabilidades de infecciones, el rechazo al material, entre otros riesgos posibles en la cirugía de implantes mamarios convencional. No obstante, si te interesa el procedimiento, debes buscar un cirujano certificado para garantizar tu salud y seguridad.

Macrolane se aplica mediante inyecciones del producto entre la piel y el músculo, para aumentar su tamaño y modelar su forma. Debido a ello, es necesario simplemente un poco de anestesia local para no sentir los pinchazos. El procedimiento dura entre 30 a 90 minutos, y la reincorporación es casi inmediata, razón por la cual no hay que dejar de trabajar ni de realizar las actividades cotidianas: es casi como ir al dentista.

Un dato no menor: no se altera la funcionalidad de la mama, no hay ningún inconveniente con la lactancia ni impide el correcto diagnóstico de tumores o patologías del seno.

Como desventaja, hay que decir que Macrolane se reabsorbe con el tiempo, de manera tal que se hace necesario un retoque anual. Por la naturaleza de su técnica, tampoco es posible realizar aumentos de grandes volúmenes: apenas un poco más para lucir un escote más sexy pero no exuberante.

Las contraindicaciones no son muchas: no se recomienda en personas alérgicas al ácido hialurónico – principal componente del gel – y claro está, tampoco en embarazadas o madres en período de lactancia.




Ver mas notas sobre Cirugía Estética, Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Velashape: tratamiento para eliminar la celulitis y adiposidades localizadas
Tratamientos y peeling para fotoenvejecimiento de la piel con ácido retinoico
Cirugía para el aumento de caderas y glúteos con la técnica brazilian butt lift

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Aumento de busto sin cirugía con Macrolane

No utilices este medio para hacer spam, gracias!