Home » Tratamientos de Belleza » Cavitación: tratamiento para reducir las grasas localizadas y modelar el cuerpo

Cavitación: tratamiento para reducir las grasas localizadas y modelar el cuerpo

Una de las constantes en medicina estética es la búsqueda de métodos que ayuden a las personas a deshacerse de la adiposidad. Como alternativa a la liposucción, la cavitación se presenta mucho más inocua, ya que no se trata de una cirugía ni requiere anestésicos y sus efectos secundarios, si los hubiera, son leves.

La cantidad de sesiones se diagnostican de acuerdo a cada paciente y los resultados se notan en seguida: casi una talla por sesión.

Cavitación: tratamiento para reducir las grasas localizadas y modelar el cuerpo

Tres tipos de tratamiento por cavitación

¿De qué se trata? La cavitación emplea ondas ultrasónicas de baja frecuencia, las cuales propician que las células grasas se tornen más permeables por efecto de la presión. Este fenómeno recibe el nombre de lipólisis: los triglicéridos se fragmentan de modo que sus restos pueden ser metabolizados y posteriormente eliminados por la orina. Aquí vemos cuán importante es el rol del agua, cuya ingesta en abundancia es requisito para una mayor eficacia del tratamiento por cavitación.

Cavitación tradicional, conocida también como cavitación estable; es el procedimiento convencional por medio del cual los tejidos adiposos modifiquen su estructura, pasando del estado sólido al líquido gracias a la presión de las ondas. El líquido graso es conducido hacia el hígado, el cual se encargará de desecharlo a través de la orina.

Doble cavitación, cuya diferencia con la cavitación tradicional es que las grasas se trabajan por medio de ondas calóricas y ultrasónicas simultáneamente mediante diferentes frecuencias.

Ultracavitación, es aquella cuya frecuencia es más baja que en las anteriores. La menos densidad de burbujas hace que el tratamiento para quemar grasas no suponga riesgos en la circulación.

Sesiones de tratamientos por cavitación

Cada sesión tiene una duración estimativa de 30 a 40 minutos. Por lo general, la reducción de grasas por cavitación necesita al menos 5 sesiones, las cuales deben ser realizadas con una distancia de al menos tres días entre una y otra, de modo de darle tiempo al organismo de asimilar y evacuar las grasas desprendidas de los tejidos.

Riesgos del tratamiento por cavitación

Hay algunas instancias en que la cavitación para reducir grasas y modelar el cuerpo está contraindicada:

  • Embarazo
  • Lactancia
  • Hipertrigliceridemia
  • Marcapasos
  • Insuficiencia hepática
  • Insuficiencia renal

Por lo demás, la cavitación realizada en cercanía de órganos delicados puede acarrear problemas de salud. No se recomienda, por tanto, realizar el tratamiento en cercanía del cuello, por las tiroides; ni cerca de los ovarios. Además, este procedimiento debe estar supervisado por una autoridad en la materia o profesional de la salud.




Ver mas notas sobre Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Peeling para mejorar tu piel y renovarla
Tratamientos para estrías
Celluli Laser Size Code de Biotherm para un vientre plano

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cavitación: tratamiento para reducir las grasas localizadas y modelar el cuerpo

No utilices este medio para hacer spam, gracias!