Home » Cuidado Facial, Tratamientos de Belleza » Dermaplaning, afeitarse la cara con un bisturí

Dermaplaning, afeitarse la cara con un bisturí

El dermaplaning es un procedimiento que genera una exfoliación de la epidermis y a la vez, elimina el vello fino (pelusa) del rostro.
Cabe destacar que no es lo mismo que la dermoabrasión, el dermaplaning sería un afeitado de la epidermis, mientras que la abrasión es un peeling mecánico realizado con punta de diamante.

Por lo general sólo se realiza una vez al mes, siempre en la cara y excluye cualquier perfilado de la nariz, los párpados, el cuello o el pecho. Se emplea mucho para ayudar a reducir la visibilidad de las cicatrices del acné y las arrugas leves.

Dermaplaning, afeitarse la cara con un bisturí

dermaplaning

El dermaplaning se hace en una sesión de poco tiempo, no presenta efectos adversos y se puede combinar con peelings y mascarillas, ya que los productos penetran mejor en la piel después de este tratamiento.

Para realizarlo el especialista emplea un bisturí especial con el que raspa la extensión de la piel y va quitando las capas superficiales. De inmediato se ve una mejora notable, la textura del cutis se torna más suave y con apariencia fresca.

No hay que temer en cuanto al crecimiento posterior del vello. El pelo que se quita es el vello superficial, el cual vuelve a crecer con sus mismas características y nunca más duro, negro o grueso.

Los especialistas recomiendan el dermaplaning antes de procedimientos tales como los tratamientos con láser o peelings químicos profundos. También es una técnica usada por esteticistas para preparar la piel para los peelings químicos superficiales o antes de una limpieza facial.

El dermaplaning es indicado para casos de pieles ásperas, secas, con hiperpigmentación superficial, cicatrices leves del acné, o líneas finas y arrugas.

La única piel que no puede tratarse con esta técnica de exfoliación es la piel acneica ya que el sebo de las glándulas sebáceas tiene conectarse con el folículo piloso y el vello para poder ser excretado. Si se retira este vello y el sebo se acumula, las glándulas se obstruyen y provocan más brotes de acné.

Lo bueno del dermaplaning es que al no haber productos químicos involucrados, la irritación en la piel es mucho menor. Además de ello, una sesión por lo general tiene una duración de no más de 30 minutos y no deja la cara hinchada y roja después.

Como el bisturí que se emplea en el dermaplaning es pequeño, es posible tratar las áreas específicas y problemáticas con mayor facilidad y habilidad que otros procedimientos estéticos.




Ver mas notas sobre Cuidado Facial, Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Crioterapia en cosméticos para rejuvenecer el contorno de los ojos
Mitos de los productos antiedad
Hidratación eficiente con aguas termales

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Dermaplaning, afeitarse la cara con un bisturí

No utilices este medio para hacer spam, gracias!