Home » Tratamientos de Belleza » Tratamiento de shock térmico para reducir y eliminar la celulitis

Tratamiento de shock térmico para reducir y eliminar la celulitis

El shock térmico es un tratamiento estético que ayuda a combatir la adiposidad localizada y la celulitis. Consta de dos procedimientos, uno es la aplicación de una crema termoactiva, que eleva la temperatura en la zona a tratar, y después se emplea un gel criógeno que da mucho frío, de ahí lo de “shock térmico”.

La crema termoactiva contiene principios que mejoran el contorno corporal y disminuyen la celulitis con el uso progresivo. Este producto promueve la disminución del edema y los signos de la celulitis ( edema, pocitos o piel de naranja), a la vez que estimula la eliminación de las toxinas que promueven la formación de este problema estético.

Tratamiento de shock térmico para reducir y eliminar la celulitis

tratamiento reducir celulitis

Estimula la circulación de la sangre y por consecuencia, mejora notablemente los tejidos de soporte, dando como resultado adicional, un mayor tensado de la piel y eliminación de la flacidez tegumentaria.

El gel criógeno tiene una acción refrigerante, que obviamente da una sensación de intenso frío en la zona donde se lo aplica, esto hace que en el cuerpo se active el sistema linfático, eliminando lípidos y toxinas.Genera una reducción y vasoconstricción de la zona tratada, lo que con el uso progresivo va modelando el cuerpo mediante la reducción de la adiposidad localizada.

Es un producto que suele contener algas, extracto de uva, polifenoles, cafeína, ginkgo biloba, hedrera hélix, centella asiática, etc. Estos principios activos tienen propiedades antioxidantes, reactivantes del metabolismo celular y son de acción lipolítica.

Cómo se realiza el shock térmico

Ante todo tienes que limpiar la zona a tratar con una leche de limpieza y después exfoliar la piel. Puedes también realizar movimientos circulares con una toalla seca para reactivar la circulación sanguínea de la zona.

Aplica la crema termoactiva y cubre con un papel film. Lo ideal es que dejes el producto por 30 minutos, pero si no lo soportas, retíralo a los 15 minutos con agua hasta quitar todo resto de crema.

El segundo paso consiste en el gel criógeno. Una vez que tengas la zona limpia, aplica e gel criógeno de manera generosa, cubre nuevamente con otro papel film y deja reposar todo el tiempo que sea posible.

Este gel no hace falta que lo enjuagues, pero en caso de que la zona te haya quedado demasiado roja, retíralo y aplica una máscara descongestiva.

Lo que se busca con este tratamiento en generar una vasodilatación para disolver los adipositos y eliminar toxinas, y después una vasoconstricción que además de reducir, ayuda a modelar y controlar la flacidez que surge después de una reducción.




Ver mas notas sobre Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Dermopigmentación de labios, luce una boca sensual todos los días
Carboxiterapia, dióxido de carbono para la belleza
Láser Zerona: nuevo tratamiento para reducir grasas localizadas

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Tratamiento de shock térmico para reducir y eliminar la celulitis

No utilices este medio para hacer spam, gracias!