Home » Tratamientos de Belleza » Vendas frías y Crioterapia: alternativa para modelar con ayuda del frío

Vendas frías y Crioterapia: alternativa para modelar con ayuda del frío

La crioterapia se define como el empleo terapéutico del frío y nace como una ayuda en la medicina, por sus positivos efectos fisiológicos. El frío es descongestivo, anestésico, analgésico y desinflamatorio, y esas propiedades son extensamente utilizadas en distintas terapias curativas. La nueva ramificación de sus beneficios lleva hoy a la crioterapia a frecuentar salones de belleza y spas: las vendas frías son un nuevo aliado al servicio de la estética.

Aplicando temperaturas menores a la del cuerpo (que es de 37º C) sobre la piel, se desencadenan en nuestro organismo distintos procesos con el fin de restaurar el equilibrio térmico. En consecuencia, se puede destruir tejido adiposo de forma localizada, tensar la piel disimulando las arrugas, y endurecer los músculos de la zona. ¿Cómo es esto? Al sustraer el calor, se produce la vasoconstricción, es decir, el estrechamiento de los vasos sanguíneos como acto reflejo. Esto se evidencia en repentina palidez en la zona, y luego estimula una aceleración de la circulación para poder subir la temperatura. Esto, a su vez, implica gasto calórico y se metabolizan más rápido los glúcidos y grasas. Así se reducen los tejidos grasos y se tonifican los músculos.

Vendas frías y Crioterapia: alternativa para modelar con ayuda del frío

Los productos que se aplican tienen una temperatura de entre 5º y -15º C, y tienen forma de geles, vendas frías, fajas, mascarillas, que con ayuda de yeso u otros materiales que aseguran la zona en la postura y posición deseada, logran estos efectos. El tratamiento tiene el beneficio de ser localizado, lo cual permite concentrarse en las zonas que necesitan atención sin tocar el resto. Se atenúa la formación de celulitis, se elimina la grasa acumulada, se estimula al sistema linfático –acelerando la eliminación de toxinas-, se aumenta la oxigenación de la piel, y se contraen sus fibras elásticas, produciendo un efecto tensor (aunque temporal).

Las sesiones de modelado suelen comenzar con un masaje en la zona a tratar, esparciendo una crema especial. Luego se aplican, exprimidas, unas vendas previamente embebidas en una solución fría y se dejan actuar durante media hora. Otras sesiones pueden servirse de máscaras de yeso, fajas o mascarillas. Se dice que luego de unas 25 sesiones puede apreciarse una reducción de entre 5 y 9 centímetros.

Es importante tener en cuenta que la crioterapia reductora debe estar acompañada por otros elementos, como cremas con activos que colaboren en la reducción de volumen u otras terapias que estimulen los sistemas linfático y circulatorio fuera del momento de la aplicación del frío.

Fuente: puntovital.cl, termavital.com.
Imagen: marpe.es
Por María del Mar




Ver mas notas sobre Tratamientos de Belleza

Otras notas que pueden interesarte:

Titan: lo último en láser para el rejuvenecimiento
Bioestimulacion lumínica para el cuidado de la piel
Tecnicatura Universitaria en Cosmetología, Cosmiatría y Estética en Argentina

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Vendas frías y Crioterapia: alternativa para modelar con ayuda del frío

No utilices este medio para hacer spam, gracias!