Home » Cosméticos, Productos de Belleza, Salud Integral » Cosmética “bio” sin Parabenos

Cosmética “bio” sin Parabenos

¿Alguna vez realmente nos preguntamos que contienen entre sus ingredientes los cosméticos que usamos a diario en el rostro, el cuerpo, las uñas y el cabello? Entre sus tantos componentes es común ver que aparecen los Parabenos (o parabenes, en inglés parabens) que son un grupo de productos químicos utilizados como conservantes.

Aunque tienen un origen natural, todos los que se utilizan en cosmética son sintéticos.

Cosmética “bio” sin Parabenos

Este químico tan usado no está libre de polémicas debido a que algunos estudios sugieren que está ligado a ciertos tipos de cáncer. Por ejemplo los que se usan en los desodorantes, o los esmaltes de uñas, con formaldehído para mantener el producto en perfectas condiciones.
La raíz de la mala fama que arrastran los parabenos desde hace unos años, fue un estudio del profesor Philipp Darbrew de la Universidad de Reading cuyas conclusiones alertaban de la relación entre los parabenos y el cáncer de mama. Desde entonces se ha cuestionado la toxicología de estos químicos en el sector de los cosméticos y sobre todo en las cremas para bebés.

 ¿Qué son los parabenos?

La fundadora y directora de investigación para Caudalie, Mathilde Thomas, da una definición bastante clara: “Los parabenos son conservantes de amplio espectro encargados de destruir los numerosos gérmenes (bacterias y hongos, por ejemplo) que pueden desarrollarse en todas las fórmulas que combinan agua y aceite”. Es decir, en la gran mayoría de los cosméticos. Se estima que aproximadamente el 90 %, entre ellos champús, autobronceadores e incluso pasta de dientes los contienen.

Distintas posturas

A pesar de que los críticas a favor y en contra que existen, se sabe que en los últimos años ha habido un incremento en los casos de alergias dérmicas, rosáceas, entre otros, por el uso de parabenos en alimentos y cosméticos.

Distintas instituciones de salud se han pronunciado entonces al respecto como la agencia francesa de seguridad sanitaria de productos sanitarios (Afssaps) en favor de “mantener la utilización, según las condiciones previstas por el reglamento actual sobre 4 de los 5 parabenos más utilizados (metil, etil, propil y butil parabenos)”
Por su parte La Asociación Americana del Cáncer ha expuesto que no existe evidencia empírica concluyente sobre su relación con ciertos tipos de cáncer, pero aún así se sigue investigando sobre los productos que los contienen.

Aunque hasta hoy ningún estudio ha demostrado claramente la relación entre los parabenos y enfermedades, lo que ha dado lugar a la cuestión sobre su toxicidad podría ser su capacidad para traspasar la barrera cutánea. Entonces todos los cosméticos ahora están bajo la lupa sanitaria.

La bio cosmética

Toda esta polémica ha generado un auge en los productos orgánicos que se postulan como alternativas saludables libres de parabenos. Marcas como Avène, Stila, Dr Hauschka y Aveda, weleda o Sanoflore están entre las más importantes.

Muchas otras marcas han decidido reaccionar según el principio de precaución como l’Occitaine: que comenzó utilizando dosis de parabenos muy inferiores a las normales. Hasta la actualidad cuando formulan productos sin parabeno y a la vez lanzan un programa de sustitución en la fórmulas ya existentes.

Porque los conservantes químicos pueden conllevar casos de intolerancia o de irritación, de ahí que haya que utilizarlos con precaución. En su defecto, el mercado ofrece alternativas en otras marcas que serán más adecuadas para pieles muy sensibles a los químicos.

¿Cómo reconocer los conservantes sintéticos?

Todos los cosméticos que usamos deben incluir los ingredientes que contienen según la nomenclatura internacional INCI (International Nomenclature Cosmetic Ingredients). Los ingredientes se incluyen ordenados de mayor a menor concentración y con su nombre químico. Así podemos reconocer los parabenos con nombres como: ethylparaben, propylparaben, isopropylparaben, butilparaben. Otros de los conservantes sintéticos más utilizados son el ácido benzoico que aparece como benzoic acid o el alcohol bencílico recogido como benzyl alcohol.

Para la disminución de los conservantes naturales, continúa la búsqueda del sustituto ideal. Algunos productos, utilizan la mención “sin parabeno” para diferenciarse, o hay ciertos champús, jabones, desodorantes o exfoliantes cuya fórmula no es a base de agua y aceite y entonces no necesitan conservantes. Otra forma es aprovechando elementos como el tipo de envase, el alcohol de origen natural (etanol) o los aceites esenciales para contribuir a preservar el producto.

Sea o no acertada la investigación sobre los parabenos, al menos saber que son hará que estemos más atentos a la composición de nuestros cosméticos siendo más responsables en nuestra forma de consumir.

Fuente y fotos: mendozaonline, trendencias, doctisssima




Ver mas notas sobre Cosméticos, Productos de Belleza, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Tratamientos de belleza con productos caseros
La apuesta de Guerlain esta temporada: tonos tierra y naranjas
Nueva pirámide nutricional: su importancia en la salud y equilibrio psicofísico

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cosmética “bio” sin Parabenos

No utilices este medio para hacer spam, gracias!