Home » Estilo de vida, Psicología » Al mal tiempo, buena cara: meditación para momentos críticos

Al mal tiempo, buena cara: meditación para momentos críticos

Hay días en que por más equilibradas que estemos, un comentario desacertado, un evento inoportuno o una noticia inesperada, pueden hacernos correr de nuestro eje. Esto puede ser un problema si estamos trabajando, o en una situación en la que necesitamos mantener la compostura y no perder el dominio de nosotras mismas. Para esos momentos de crisis, existen herramientas de meditación que actúan de manera muy eficaz y rápida; y si bien la meditación requiere una práctica periódica para que sus resultados sean cada vez más satisfactorios, es bueno conocer algunos de sus ilimitados recursos y saber cómo aplicarlos en caso de emergencia.

Al mal tiempo, buena cara: meditación para momentos críticos

En todo caso, lo importante en un momento de crisis es reconocer el problema. Esto ya es un gran avance que implica una pausa interior, una toma de conciencia a partir de la cual podremos evaluar los pasos a seguir para volver a la calma.

Respirar profundo y contar hasta tres

En una situación de crisis, lo primero que hay que hacer, sea que estemos a solas o en medio de una reunión, es respirar profundo y contar hasta tres. Los ojos pueden permanecer abiertos, aunque lo ideal es cerrarlos durante unos segundos en pos de lograr abstraernos del conflicto y conectarnos con nosotras mismas.

Si la crisis llega estando entre colegas de trabajo o en una discusión familiar, una buena opción es buscar unos segundos de soledad. Ir al baño, refrescarse, contar hasta tres muy lentamente ejecutando la respiración profunda es un aliciente para poner las ideas en claro, centrarse en los propios deseos y adquirir mayor comprensión de lo que pasa por dentro y por fuera.

Cuando disponemos de un poco más de tiempo para meditar y relajarnos ante una crisis, podemos aprovechar para descalzarnos, abrir una ventana, y focalizar la mente en pensamientos y sensaciones placenteras. En caso de disponer de un jardín o una plaza cerca, nada mejor que caminar descalzas por el césped y escuchar el canto de los pájaros.

Renovar energías

La meditación nos ayuda a despejar un panorama interior confuso y también a renovar energías. La respiración profunda es fundamental; otros recurso para renovarse y distenderse es el recitado o canto de un mantra y la adopción de un mudra. Conviene que, en situaciones normales, cada quien encuentre cuál es el mantra que más se adapta a su visión particular del mundo y a su personalidad. Asimismo, hay mudras, como el mudra del amor, que revitalizan y armonizan en una gran diversidad de situaciones. Por último, las visualizaciones son un recurso excelente para atenuar malestares energéticos.

Ejercicio de meditación

  • Nos sentamos con la espalda alineada en una silla o en el suelo. Cerramos los ojos.
  • Realizamos el mudra del amor.
  • Nos concentramos en la respiración.
  • Visualizamos un haz de luz que nos envuelve: esa luz comienza a descender desde el centro de la cabeza hasta el pecho, para luego proyectarse hacia fuera.
  • Respiramos así entre cinco y diez minutos. Abrimos poco a poco los ojos.




Ver mas notas sobre Estilo de vida, Psicología

Otras notas que pueden interesarte:

Depresión posparto: entiéndete para superarla
Consejos para renovar el guardarropa: lo imprescindible y cómo descartar
Cómo instalar y establecer tu propio salón de belleza: servicios, materiales e insumos

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Al mal tiempo, buena cara: meditación para momentos críticos

No utilices este medio para hacer spam, gracias!