Home » Dietas, Estilo de vida » Cómo es y de qué consta una dieta mediterranea: sus beneficios y bondades

Cómo es y de qué consta una dieta mediterranea: sus beneficios y bondades

La dieta mediterránea, candidata a convertirse en patrimonio inmaterial de la humanidad, es más que una dieta, un estilo de vida, una forma de alimentarse. Los países mediterráneos (España, Italia, Francia, Malta y Grecia) poseen ciertas costumbres y hábitos de alimentación que han sido exportados a diversas partes del mundo.

La dieta mediterránea tiene varios beneficios importantes, gracias a la variedad de alimentos que incluye. ¿Cuáles son estos beneficios y bondades? Te lo contamos en este artículo.

Cómo es y de qué consta una dieta mediterranea: sus beneficios y bondades

La pirámide alimenticia de la dieta mediterránea tiene en su base cereales y trigo en forma de pasta, pan y papas. Además es alto el consumo de frutas y verduras, en especial los frutos secos como nueces y almendras. El aceite utilizado es el aceite de oliva tanto como aderezar ensaladas como para utilizar para fritar (aunque de más está decir que las frituras son excluidas de todas las dietas).

El vino también está incluida en la dieta mediterránea, pero por supuesto con moderación,  pues su exceso, lograría resultados contraproducentes.  El pollo y el pescado puede consumirse pero no todos los días, sino una o dos veces por semana. Las carnes rojas están a lo último de la pirámide debiendo consumirse una o dos veces al mes.

El concepto de la dieta mediterránea es que se consuma el 50% de carbohidratos complejos como pastas, arroz, pan y el otro 50% de verduras y frutas para obtener vitaminas y minerales.

La dieta mediterránea no está en contra de las grasas ya que proporcionan más del 30% de la energía. Esas grasas deben provenir del aceite de oliva y de los frutos secos. Los pescados, preferentemente los azules también proporcionan mucha energía.

Ahora que conocemos un poquito más de las características ¿Cuáles son los beneficios de la dieta mediterránea?

Por su alto consumo de aceite de oliva, rico en ácidos grasos monoinsaturados, se evita el colesterol malo y la formación de placas alrededor de las arterias. Por ser el pescado altamente consumido, se previene contra las enfermedades cardiovasculares, ya que reduce notablemente las LDL.

Al consumir muchas frutas, verduras y legumbres, la dieta mediterránea aporta muchas vitaminas y minerales, con un alto valor energético, sustancias antioxidantes y vitaminas importantes como la B12.

Al ser una dieta equilibrada y muy sana, la dieta mediterránea proporciona todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita a la vez que le aporta energía y por lo tanto una no siente los efectos habituales en las dietas como mal humor, cansancio, falta de energía, entre otros.

Según estudios, la dieta mediterránea prevendría varias enfermedades como el asma infantil, el cáncer de estomágo, enfermedades cardiovasculares, entre otros.

¿Por qué no implementar en nuestra vida la dieta mediterránea y disfrutar de todas sus bondades y beneficios? Si lo haces, verás muy pronto los resultados.




Ver mas notas sobre Dietas, Estilo de vida

Otras notas que pueden interesarte:

Qué son y por qué son importantes las fibras en la dieta
Consejos para elegir al entrenador personal
Belleza y estilo de la mujer de cáncer

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Cómo es y de qué consta una dieta mediterranea: sus beneficios y bondades

No utilices este medio para hacer spam, gracias!