Home » Cremas, Piel, Salud Integral » Fotoprotectores y cuidado solar para cada tipo de piel

Fotoprotectores y cuidado solar para cada tipo de piel

Ya llega el verano y con él las ansiadas vacaciones que nos desconectan de la rutina laboral y las obligaciones por algunos días. Si bien estos días de relax son sumamente beneficiosos para el cuerpo y la mente, también pueden resultar perjudiciales si no tomamos recaudos, sobre todo ante los riesgos del sol.

Cuando nos exponemos al sol la protección natural de la piel no es suficiente por lo que hay que hacer uso de protectores solares para cuidarnos de las agresiones de los rayos UV.

Fotoprotectores y cuidado solar para cada tipo de piel

Los bronceadores se dividen en dos clases: bronceadores con sol o sin sol. Los bronceadores sin sol tienen sustancias naturales o minerales como el  extracto de cáscara de nuez que tiñe la piel y simula un bronceado, mientras que los que son con sol contienen una acción filtrante y un agente fotoprotector.

Los bronceadores con sol lo que hacen es acelerar el bronceado mediante sustancias químicas, pero tienen que poseer fotoprotectores adecuados a cada tipo de piel con el fin de que la dermis no sufra daño alguno.

Los filtros solares que contienen los protectores son los que impiden el paso de los rayos perjudiciales y existen de diversos tipos, unos lo que hacen es aumentar la reflexión de los rayos ultravioletas impidiendo su penetración y otros transforman los rayos en otros menos dañinos y evitan la formación de radicales libres en el organismo.

Por su parte las pantallas solares actúan como barreras que impiden la penetración de la radiación solar en la piel.

Los fotoprotectores pueden ser físicos, químicos o biológicos.

  • Físicos: son una barrera impermeable a la penetración de los rayos UV e infrarrojos.
  • Químicos: transforman las radiaciones en otras menos dañinas.
  • Biológicos: son antioxidantes y actúan sobre los radicales libres.

Por lo anteriormente dicho se deduce que no todos los protectores solares son apropiados para todas las pieles, a la hora de elegir un protector solar tenemos que tener en cuenta estos aspectos:

Protectores solares para cada tipo de piel

  • El índice de fotoprotección que posee.
  • El tipo de piel que tienes.
  • El lugar geográfico en donde lo vas a usar porque no es lo mismo el usarlo en las montañas nevadas que en la playa o en un camping donde solo hay césped.
  • La edad de la persona que lo va a usar porque los niños y las personas mayores requieren de fotoprotectores de índice alto, los que además tienen que ser aplicados con mayor frecuencia.

El índice de protección solar de un producto protege la piel frente a la acción del sol durante un tiempo determinado. Para poder comprender qué factor debemos de comprar y cada cuánto hay que reponerlo tenemos que tener en cuenta el “tiempo de eritema” (hasta que la piel se pone colorada durante la exposición solar).

Este tiempo varía de una persona a otra y es lo que demora en aparecer el enrojecimiento ante la exposición solar sin protección. Por ejemplo si el tiempo de eritema es de 20 minutos, en el caso de aplicar un fotoprotector 8, hay que multiplicar este 8 por 20cálculo que da como resultado los 160 minutos que se puede estar al sol sin sufrir quemaduras.

Cabe destacar que cuanto más alto es el índice de fotoprotección, mayor es la protección.

Cada tipo de piel necesita un protector adecuado y  por ello hay que tener en cuenta el fototipo y la D.E.M (dosis eritematosa mínima)

Fototipo I: Piel muy blanca, pecosa, ojos verdes, rubio/pelirrojo. Se quema muy fácilmente toma color mínimo o ninguno. Necesita de un protector solar ultra o extremo con I.F.P 80.

Fototipo II: Piel blanca, ojos y pelo claro. Se quema fácilmente y toma color de forma gradual. Necesita un protector solar ultra o extremo con I.F.P. 80-60.

Fototipo III: Piel, color de ojos y pelo intermedio. Se quema ocasionalmente y toma color. Necesita un protector solar extra con I.F.P 60-40.

Fototipo IV: Piel morena, ojos y pelo marrones. Se quema raramente, toma un color muy intenso. Necesita de un protector moderado alto con mínimo I.F.P. 40-30.

Fototipo V: Piel, ojos y pelo oscuro, toma color intenso, no se quema. Necesita de un protector moderado mínimo con I.F.P 30-20.

Fototipo VI: Piel, ojos y pelo negro, nunca se quema y adquiere el máximo color. Necesita de un protector mínimo con I.F.P 20-10.

Recomendaciones generales:

  • No tomar sol entre las 11 y las 16 horas.
  • Las prendas de vestir, como así también los gorros y las gafas protegen del sol.
  • Aplicar el fotoprotector media hora antes de la exposición solar, con énfasis en las zonas más sensibles como cara, labios, orejas, cuello, calva, espalda y pies.
  • Reaplicar el fotoprotectoral menos cada dos horas o después del agua o sudoración abundante.
  • Evitar los ejercicios físicos violentos para no generar una intensa sudoración.
  • La ropa tiene que ser de colores claros y sin ceñir al cuerpo.
  • Tomar mucho líquido.




Ver mas notas sobre Cremas, Piel, Salud Integral

Otras notas que pueden interesarte:

Que es y para que sirve la Crema de Caléndula: sus beneficios
Mejores tratamientos antiedad
La polución ambiental, el peor enemigo de la piel

Suscríbete gratis

Ingresa tu email y recibe nuestras notas por correo electrónico


Busca en nuestro sitio

Comparte

Deja tu comentario en Fotoprotectores y cuidado solar para cada tipo de piel

No utilices este medio para hacer spam, gracias!